“Inauguración de Río estará llena de emoción”

AP |
A man performs a handstand in front of the Olympic rings three days before the 2016 Summer Olympics in Rio de Janeiro, Brazil, Tuesday, Aug. 2, 2016. (AP Photo/Dmitri Lovetsky)

No esperen que la ceremonia inaugural de los Juegos de Río sea tan grandiosa como otras del pasado. Esperen más bien grandes sonrisas, representaciones pintorescas del bosque tropical y una celebración a la diversidad étnica del país suramericano.

Marco Balich, el productor ejecutivo italiano, se abstuvo de revelar detalles previo al espectáculo del viernes, pero compartió a grandes rasgos cómo será honrada la cultura de Brasil.

“Este no será el espectáculo más grande”, dijo el lunes desde Río, aunque declinó especificar cuánto dinero tuvo que gastar. “Este no es un show opulento en comparación con Londres o Beijing, pero será una ceremonia muy emotiva, llena de emoción y muy elegante”.

Balich tiene una amplia experiencia olímpica. Creó, dirigió y produjo la inauguración de los Juegos de Invierno de Torino y fungió como productor ejecutivo de la ceremonia de clausura de Sochi y los Paralímpicos del 2014 que se hicieron ahí.

En total, 4.800 artistas y voluntarios participarán en el espectáculo de Río, creado en base a tres “pilares” básicos relacionados con la sustentabilidad, particularmente la reforestación, la “sonrisa” y la idea de la “gambiarra”, el arte brasileño de improvisar reparaciones usando cualquier pieza disponible.

“La sonrisa es el modo como los brasileños abordan la vida”, dijo Balich. “Brasil no es una nación ostentosa. En esta ceremonia están diciendo, somos quienes somos, con muchos problemas sociales, mucha crisis en el sistema político, etcétera”.

Promete un enfoque “contemporáneo y genial”, inspirado especialmente en el reconocido fotógrafo nativo Sebastiao Salgado y su trabajo con su Instituto Terra en una propiedad que una vez perteneció a su familia. Hoy, el terreno es una reserve natural, y la organización sin fines de lucro cultiva millones de árboles y entrena a ecologistas.

“El mensaje es que Brasil tiene el último jardín del mundo, que es el Amazonas, y necesitamos proteger ese jardín”, dijo Balich. “Este es un mensaje de esperanza para el futuro. Este no es un mensaje de, ‘ay, el mundo se va a acabar por el recalentamiento global”.

Lea también:

Juegos de Rio a contrarreloj

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios