Langaigne, el bateo es la clave para Cardenales de Lara

Julio A. Fonseca / Foto: Luis Salazar |

Continuar con el mismo ritmo ofensivo de la temporada pasada es la meta del coach de bateo del Cardenales de Lara Selwyn Langaige, quien se encuentra trabajando en conjunto con Robert Pérez para ayudar a los bates larenses a llegar a tono para el play ball este 6 de octubre.

El año pasado los pájaros rojos culminaron con el tercer mejor promedio al bate de la temporada con .278, solo superado por Leones y Tiburones  que cerraron con .281 y .289 de average respectivamente.

Langaigne, menciona que el año pasado fue una buena campaña ofensiva para el equipo y que esperan volver a realizar un buen trabajo para que los bates respondan nuevamente a partir del primer juego.

“Básicamente traemos parte de lo que hicimos el año pasado donde tuvimos una buena campaña ofensiva siendo el mejor tercer equipo en cuanto bateo. No es fácil pero vamos trabajando poco a poco” sentenció el coach.

Rangel Ravelo, Juniel Querecuto e Ildemaro Vargas, cerraron la temporada 2015-2016 con más de trescientos puntos de average gracias en parte al trabajo realizado por el cuerpo de coaches del equipo crepuscular, algo que detalla Lagaigne.

“El año pasado tuvimos buenos números. Algunos de nuestros muchachos batearon sobre el potro de los trescientos y eso es lo que queremos que puedan batear, que se sientan bien en el campo y que salgan los batazos” mencionó el coach de bateo.

No existe ningún secreto, para conseguir sacar el mejor rendimiento de sus jugadores. “Aquí el secreto es la unión que tenemos aquí. Yo los trato como hermanos, como amigos, nos hablamos de tú a tú. Cuando estamos trabajando ellos me respetan y me escuchan, pero fuera del terreno somos como cualquier otro”, soltó Langaigne.

No toda la temporada se puede batear consistentemente, hay momentos en que los bateadores caen en baches y ahí es donde entra el trabajo de nosotros, señala el exjugador cardenal, para buscar cambiar esos errores.

“Como siempre los bateadores presentan altibajos en la temporada y es ahí donde nosotros -Robert y yo-  tenemos que estar pendientes de los detalles, cambiar la mecánica de batear, hacer que espere más pitcheos y si es preciso tomar turnos extras en la caja de bateo para traer la confianza de nuevo al bateador”, comenta el coach de bateo.

En esta primera semana de práctica los jugadores jóvenes coparon la escena durante los entrenamientos de pretemporada, algo que llama la atención del propio Langaigne quien menciona, “Es algo positivo para la organización que estén presentes y comprometidos los jugadores jóvenes”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios