Se agravará la escasez de repuestos para vehículos

Hugo J. Boscán/Foto: Karen Paradas |
[email protected]

La escasez de partes automotrices, que ya se está sintiendo en el país, de lo que no escapa Barquisimeto y otras ciudades del estado Lara, se agravará durante los últimos dos meses del 2016 debido a que, por falta de divisas, no se han podido hacer las necesarias importaciones.

Lo considera así Alí Almao, secretario ejecutivo de la Cámara de Importadores y Distribuidores de Repuestos Automotrices del estado Lara, Cidralara.

Puso como ejemplo que en el 2015 los importadores de repuestos solamente pudieron participar en una subasta de divisas en la que, de los 350 millones de dólares otorgados, apenas 14 millones estuvieron destinados a los de autopartes.

“A eso se agrega el que en el 2016 todavía no ha habido nada que beneficie a los importadores por lo que no ha llegado mercancía, además de que algunos no han podido cancelar sus deudas a los proveedores en el exterior y por lo tanto no les despacharán los pedidos que hagan”, agregó.

Dijo que eso significa que una buena parte del parque automotor venezolano, que alcanza a unos 5 millones de vehículos, quedará paralizado por falta de repuestos para ser reparados cuando se averíen.

Además, explicó que el 80% es importado y la industria nacional aporta una parte de las necesidades, pero existe el problema que el 20%, por la misma causa, tiene problemas para adquirir la materia prima para elaborar las piezas necesarias, como es el caso de las bandas para frenos.

Eso significa, dijo, que tampoco los productores nacionales de autopartes pueden satisfacer las demandas del parque automotor venezolano.

Almao también manifestó qure el Gobierno nacional no le ha buscado solución al problema, limitánse a traer vehículos de la China, autobuses sobre todo, muchos de los cuales se encuentran inactivos por fallas de vidrios de ventanas, parabrisas y otras partes importantes para su funcionamiento.

El directivo de Cidralara recomendó a los propietarios de vehículos cuidar los mismos hasta donde sea posible para evitar tener que pararlos por falta de repuestos para sus reparaciones.

La situación de los distribuidores de autopartes es muy delicada, y se agravará aún más en noviembre y diciembre por la falta de divisas para las necesarias importaciones, aunque si las otorgan en los próximos días, ya habrá vencido el plazo para las importaciones.

Planteó la posibilidad de que el gobierno autorice las importaciones desde naciones vecinas, como Colombia, y así evitar una gigantesca paralización automotora el fin del año,

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios