Amenaza de intervención se cierne sobre la UCLA

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Stiven Valecillos |

Una amenaza de intervención se cierne sobre la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA). El gobierno pretende designar “a dedo” al nuevo rector, violando el reglamento interno de la institución.

La secretaría permanente del Consejo Nacional de Universidades (CNE) suscribió recientemente un oficio por medio del cual le exige al consejo universitario de la UCLA postular candidatos para el cargo de rector.

Ante este escenario se realizó ayer en la mañana una asamblea general intergremial con la participación del personal docente, obrero, administrativo y estudiantes.

“No nos podemos quedar pasivos ante un oficio de la secretaría permanente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) que solicita la postulación de personas para el cargo del rector”, expresó a la audiencia la profesora Deborah Velázquez de Valecillos, presidenta de Apucla.

Añadió que el reglamento interno señala que, ante la ausencia absoluta del rector, asume las competencias el vicerrector académico, quien ocupa el cargo hasta efectuarse el proceso comicial.

“La única manera de llenar esa vacante es por vía de elecciones. Designar un rector significa intervenir la universidad y quien asuma la institución es un interventor de nuestra casa de estudios. Es colocar cortinas negras sobre lo que ha significado la vida democrática de la UCLA”.

Exige que se levante la medida del Tribunal Supremo de Justicia (que impide hacer comicios desde 2010) a fin de abrir las elecciones para mantener la participación de la comunidad universitaria y resolver la transición.

“Todos los trabajadores que hacemos vida en la universidad estamos dispuestos a dar un paso adelante para defender el recinto universitario de cualquier intervención. Para los gremios, una designación es sinónimo de intervención. Si algún miembro de la universidad se postula estaría desconociendo el reglamento de la UCLA”.

La UCLA como universidad experimental tiene la facultad de hacer cumplir su reglamento, que se materializó en la época del Dr. Ricardo García D’Longoria (primer rector electo) y que fue sancionado por un consejo de ministros. En dicho estatuto reposan las acciones que se deben acometer en diferentes ámbitos.

“Hay una vacante absoluta por la muerte lamentable del rector Francesco Leone por lo que asume de manera temporal la vicerrectora académica y se convoca a elecciones. Desde el año 2010 las elecciones están paralizadas por un recurso que introdujo un pequeño grupo de trabajadores de la UCLA que pedía participar en los comicios. Pedimos entonces que se activen las elecciones y que priven las vías democráticas”.

Indica Velázquez de Valecillos que la comunidad universitaria corre el riesgo de verse intervenida, tal y como pasa con la Unellez, Simón Rodríguez, UNA, Universidad Francisco de Miranda y Rómulo Gallegos.

Retroceso

El personal administrativo rechaza contundentemente las pretensiones de intervención, dijo Rubén Darío Albornoz, presidente de Ataucla, quien menciona que designar un rector de manera unilateral se traduciría en un retroceso para la universidad.

“Lo lógico es que el gobierno de turno permita realizar las elecciones, tal y como se hizo durante mucho tiempo”.

Recordó que obreros, administrativos, egresados y empleados introdujeron en 2010 un recurso ante el TSJ, reclamando su derecho a elegir.

“Lo que hicieron fue suspender el proceso electoral. Queremos volver a elegir a las autoridades. Con ese pretexto el gobierno ha intervenido varias universidades. Los tres sectores queremos elegir, no queremos imposiciones”.

Adelantó que el gobierno se prepara con unos 16 candidatos.

“Como tienen mayoría en el CNU pretenden desconocer nuestro reglamento interno. Intentan violentar nuestro Estado de derecho”.

Apoyo total

Hernán Sánchez, presidente del Sindicato de Obreros de la UCLA, expuso que los obreros apoyan completamente a la UCLA ante este panorama de intervención.

“Se va a hacer un documento con el fin de entregarlo en la Defensoría del Pueblo, Gobernación de Lara y Consejo Legislativo. Igualmente ante la vicepresidencia y presidencia del Ministerio de Educación Superior y TSJ, para que se pronuncien favorablemente a favor de las elecciones”.

Puntualizó que las cláusulas 4, 5, 6, y 7 de la segunda convención colectiva establecen que los trabajadores pueden participar protagónicamente en las elecciones.

“Apoyamos a nuestra UCLA porque en ningún momento vamos a aceptar que vengan a hacerse cargo de las vacantes autoridades a dedo. Queremos que se hagan las elecciones, participar tranquilamente y en equidad”.

No a la mediocridad

Raidel Giménez, presidente del Decanato de Humanidades y Arte de la UCLA, declaró que los estudiantes no darán un paso atrás. Le dicen un rotundo no a la mediocridad y al desconocimiento del reglamento interno por parte del CNU.

“El reglamento interno es lo suficientemente claro para asumir las realidades que hoy en día estamos afrontando. Si ellos quieren intervenir, ¿por qué no intervienen el comedor? ¿Por qué no intervienen el transporte? ¿Por qué no intervienen el pasaje estudiantil? ¿Por qué asumen posiciones políticas y no responden a las necesidades del sector estudiantil?”.
Giménez reiteró que los estudiantes no permitirán que tomen la universidad.

Reglas claras

La rectora encargada, Nelly Velázquez, durante su discurso a la asamblea, expresó “soy simplemente un miembro más, jamás entregaría la universidad bajo un proceso diferente al de elecciones de las autoridades. Me correspondió asumir la universidad mientras se produzcan las elecciones”.

-Quienes dicen que hay autoridades enquistadas en el poder han mentido. Las elecciones están suspendidas desde 2010 por decisión de la Sala Constitucional del TSJ. Por 90 días de determina las faltas temporales, después de ese lapso de tiempo, se convierte en una falta absoluta y se llama a elecciones. Si no se puede llamar a elecciones existe la reserva legal para la protección de las instituciones. Las decisiones que no están atribuidas a ningún otro organismo las asume el consejo universitario, por eso soy una rectora encargada, no designada. El único proceso que puede dar una designación es el proceso de elecciones.

Aclaró que la defensa de la universidad no significa un enfrentamiento, al contrario, significa jugar con reglas claras.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios