Andrés Velásquez: Irrefutable la prueba de fuego del fraude cometido en Bolívar

Pacífico Sánchez | Fotos: Ángel García |

Sonriente, Andrés Velásquez, excandidato a la gobernación de Bolívar, a eso de las once de la mañana de ayer, llegó a la Redacción de EL IMPULSO, porque acababa de recibir la notificación de que su recurso jerárquico administrativo de impugnación por lo que considera un fraude perpetrado en su contra por la Junta Electoral Regional de aquel estado, había sido admitido por el Consejo Nacional Electoral.

“Ahora habrá que esperar la decisión de ese cuerpo”, dijo al tomar asiento, junto a sus acompañantes, para hablar con José Ángel Ocanto, director editor de este diario, de todo lo ocurrido, lo cual ha venido explicando en su gira que ha emprendido por el país.

-Pero, esa era la prueba de fuego – manifestó, satisfecho en ese momento. Que lo admitieran o no, ahí estaba todo. Ahora, admitido, tienen que ir al fondo y tienen que ver la flagrante violación del proceso por parte de la Junta Electoral Regional de Bolívar.

-¿Cómo explica lo ocurrido?

-En Bolívar ocurrió un descarado acto fraudulento en la totalización. Nosotros, para las elecciones regionales, habíamos preparado una organización por no decirla perfecta, casi perfecta. Enviamos a todos los rincones a personas preparadas y comprometidas, que permitió tener en nuestras manos todas las actas. La junta de totalización y la junta electoral estaban transmitiendo todo el proceso de votación. Cuando ya había sido cubierto el 98 por ciento de actas transmitidas y viendo que nuestra ventaja era sólida y no la podían revertir, pararon la totalización.

-¿Cuántos votos de ventaja tenía?

-5.115 después de todas las irregularidades que habían cometido. Si esa ventaja con ese porcentaje de transmisión lo hubiera tenido el candidato del PSUV – señaló sin referirse a Justo Noguera- inmediatamente lo habrían proclamado. Pararon la transmisión y se buscaron unas doce o trece actas de los más apartados rincones del estado, donde sólo se puede llegar en curiaras a los centros de votación, para sustituirlas y metieron para buscar la ventaja.

-¿Y los testigos?

-No le pararon a nada. Se pusieron ellos mismos a hacerlas. Y allí tuvo por supuesto que haber complicidad del gerente de totalización del estado, porque es él el que tiene la clave para activar de nuevo la máquina de totalización. Y lograron alterar el resultado.

Es muy sencillo la demostración: lo que publicó el CNE no se corresponde con las actas originales de los sitios de votación. Y nosotros las teníamos. Donde el tipo tenía cien votos, le ponían cuatrocientos; donde tenía 90, 370 y a mí me reducían. La totalización es automática, no manual y no es posible que sea de esta forma cuando el sistema está automatizado. ¿Podíamos ser nosotros más eficaces, teniendo las actas originales, que el Plan República que se trae el acta número 1? No puede ser.

-¿Considera que el Plan República es cómplice del fraude?

-Claro. Porque ellos tienen las actas originales y la custodia de las mismas. ¿Cómo es que no las tenían? Además, los efectivos de la fuerza armada expulsaron a nuestros testigos Gustavo Lainet y la profesora María Milagros Páez, de la Universidad de Oriente, para que no estuvieran en la sala de totalización. Y el CNE cerró para después abrir cuando fue el tipo a juramentarse, a las doce y media de la noche, cincuenta horas después. Estaba clarito el descaro del fraude.

-¿Qué alegaron para expulsar a sus testigos?

-Ustedes no pueden estar aquí. Esto está trancado. Y no les permitieron regresar. Para hacer la transmisión tienen que tener testigos que avalen y firmen lo que se va a transmitir cuando el procedimiento es manual, porque no apareció el acta.

-¿Qué significa la admisión del recurso?

-Que tiene veracidad, consistencia y que es irrefutable. ¿Qué es lo que ha hecho el CNE toda la vida con los recursos? No le da admisión. No responde nunca. Y hoy está respondiendo porque el texto entregado está muy claro. La impugnación la hemos hecho para que se haga el acto de totalización de nuevo.

En este orden de ideas, Velásquez dijo estar recorriendo el país. El miércoles estuvo en el Zulia, defendiendo el derecho soberano y expresando solidaridad a los zulianos y a su gobernador electo, Juan Pablo Guanipa. Ayer, en Lara, en el Colegio de Abogados. Y hoy en Portuguesa, también con los profesionales del Derecho.

-¿Qué apoyo ha tenido de la oposición?

-Poca, a decir verdad. Y de la MUD, casi nada. Más de personalidades y de individualidades que de la Mesa, que prácticamente está escindida y puedo decir que ya no existe. He recibido más solidaridad de otros sectores.

-¿Contrasta su denuncia que la notada en Lara por parte de Henri Falcón, quien antes de que se dieran resultados oficiales, ya estaba reconociendo su derrota, sin referirse a ningún tipo de irregularidades en el país?

-No sé la posición que asumió; pero, eso contrasta con una realidad irrefutable de que la realización de elección de gobernadores tuvo una serie de irregularidades que no pueden ser tapadas ni obviadas por ningún actor de la oposición porque eso sería como una suerte de rendición. Es evidente que hubo anomalías, partiendo del ventajismo del Gobierno y de lo que ocurrió en Bolívar.. Solo ese hecho pone de manifiesto que el sistema electoral nuestro es vulnerable. Y hay una serie de irregularidades, como las incidencias de huellas dactilares.

En Bolívar se registraron 80 mil casos de ese tipo. Además hubo activación manual de las máquinas. Incluso, deliberadamente daño de siete máquinas que fueron ubicadas donde yo tenía más opción. ¿Cómo es que no fallan las máquinas en un centro ubicado en un poblado alejado y sí en el centro de la ciudad? Es indudable que hay un ventajismo del Gobierno, ratificado con el punto rojo en la puerta de los centros electorales. No nos podemos hacer los locos frente a eso. Y, desde luego, hay otra falla: la nuestra, que es responsabilidad de los propios factores de la oposición: no armar la defensa adecuada del voto. Si sabemos que hay que enfrentarse a un tramposo, que usa guantes para golpear más duro, hay que ir preparado. Decirle al árbitro que no se aceptan competir con condiciones favorables al régimen.

Recomponer la unidad

Además de estar explicando la impugnación, informó que está haciendo una propuesta muy interesante sobre la incongruencia de la Mesa de la Unidad Democrática.

La unidad de la MUD se ha limitado a los partidos políticos, conocida como el G3, G4 y G7 por el número de organizaciones que han participado en reuniones.

Esa unidad ya se agotó, afirmó. Y su incoherencia ha sido utilizada por el régimen para fortalecerse.

Nosotros, como dirigentes políticos, consideramos que tenemos una responsabilidad enorme: recomponer la unidad en el país. Y por eso hablamos de reconstruir la unidad, política y social, que trasciende a los partidos. Que incluya a todos los sectores.

Esa reconstrucción pasa por unas primarias para escoger un candidato presidencial, el 17 de diciembre.

Esa decisión resolvería:

1) La unidad. Acabaríamos con el pescuezeo que hay entre diversos actores políticos que juegan a la candidatura presidencial, porque definiría al candidato.

2) Definiría el líder de la unidad nacional, que va a tener la vocería interna, que se va a entender con todos los sectores del país, que va a tener la interlocución con el Gobierno, que asumirá la vocería internacional y la interlocución con los distintos factores de la solidaridad internacional y organizaciones que nos apoyan. Y vamos a acabar con esa diversidad de cancilleres que tenemos ahorita: Julio Borges, Luis Florido, Timoteo Zambrano y otros que se mueven con delegaciones.

3) Ese líder va a pelear por condiciones justas electorales de cara a la elección presidencial.
Velásquez confía en que su propuesta va a recomponer la unidad.

No somos abstencionistas

¿Qué hacer con las municipales? -se le preguntó.

-En el caso nuestro, la Causa R anuncia que no participa, para enfocarse en este planteamiento. Que no es una convocatoria a la abstención. Nosotros creemos en la fuerza del voto, sólo que aquí estamos enfocados, desde el punto de vista táctico, en las presidenciales, que están a la vuelta de la esquina. Que el régimen las va a adelantar. No queremos ir otra vez a una emboscada. Vamos a dar un paso adelante que es lo que hace el régimen. En este sentido estamos pidiendo condiciones distintas para el proceso comicial.

-Cuando Smarmatic dijo que hubo fraude en la escogencia de la Asamblea Nacional Constituyente, ¿por qué la oposición no pensó en lo que podía pasar?

-Porque la realidad era que las encuestas nos daba mínimo quince gobernaciones. Y otros estudios nos daban 18. Pero, tú sabes la controversia que se presentó, de que si era bueno o malo ir a las regionales, la contrainteligencia del Gobierno jugando a que no fuéramos. La conseja gubernamental era que íbamos porque reconocíamos a la Asamblea Nacional Constituyente que él había montado o que era un reconocimiento a Tibisay Lucena. O van porque la ANC convocó. Jugó a eso. Y además de eso, fue arrebatada la gobernación del Zulia: un golpe de Estado. Y en Bolívar donde tienen intereses de negocios de mafias, de tráfico de oro y de drogas.

-Mucha gente decía que a Andrés Velásquez no lo aceptarían por lo del arco minero y todo lo que se mueve alrededor de eso.

-Porque saben que nosotros sí los combatimos. Vamos a atacar y desmontar esas mafias y las vamos a denunciar.

-¿En esas mafias está metido el gobernador?

-El ex y el actual. Están involucrados en ese submundo, en el arco minero y todo lo que allí se mueve. En Bolívar el Estado venezolano no existe. Ese es otro estado paralelo. No hay puntos de venta, todo se hace en efectivo. Los pranes tienen su propio gobierno.

Alfredo Ramos da la cara

Andrés Velásquez defiende a Alfredo Ramos porque no ha cometido ningún delito. Está secuestrado por la tiranía. Es un caso de injusticia extraordinaria. Y es la demostración de un régimen que persigue la disidencia, la forma distinta de pensar.

Alfredo ha sido un extraordinario alcalde. Es un demócrata a carta cabal. Se ha comportado con la dignidad y la coherencia política de la Causa, así actuamos. Da la cara, está de pie y se atrinchera para no abandonar una alcaldía, que finalmente sería asaltada por un consejo.

Ese es el Alfredo que defendió los sindicatos y me dio solidaridad cuando me sacaron a la fuerza del Suttis y lo intervinieron. Ese es el Alfredo que defendió los mejores contratos colectivos de la CANTV, conquista que luego formaron parte de la Ley del Trabajo y de todos los trabajadores de Venezuela.

El padre de la cesta ticket es Alfredo Ramos que hoy tienen secuestrado y para quien exigimos libertad.

-¿Qué le parece el quinto aumento del salario mínimo del año?

-Es un drama para todo el país. Eso en lugar de alegrarnos, nos entristece porque sabemos lo que viene después. Eso no te lo digo yo, lo dicen los trabajadores y el pueblo humilde.

Cada aumento que se hace comporta automáticamente un aumento de los artículos de primera necesidad. Esa es la realidad. Porque aquí no hay plan económico que le ponga freno a la inflación.

Y está tan evidente que hay un descalabro en materia económica que el Presidente anuncia la circulación de un billete de 100 mil bolívares. Eso quiere decir que nuestro signo monetario no sirve para nada.

Con ese nuevo billete lo que se está tratando es evitar que tengamos que cargar un saco de billetes en el hombro para comprar un perro caliente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios