Brasil duplicará militares en la frontera con Venezuela por crisis migratoria

AFP | Foto: Cortesía |

El gobierno de Brasil anunció este lunes que duplicará el número de efectivos militares en la frontera con Venezuela, como parte de las medidas de alcance nacional para lidiar con la llegada masiva de inmigrantes de aquel país al estado de Roraima (norte).

“Estaremos duplicando nuestros pelotones de frontera”, anunció el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, en una reunión junto al presidente Michel Temer en Boa Vista, capital de Roraima.

Temer aseguró que Brasil no escatimará recursos para auxiliar a los municipios que se han visto desbordados en los últimos meses por el gran flujo de personas que llegan a Brasil por tierra huyendo de la crisis política, económica y social que atraviesa el país caribeño.

La situación en Venezuela disparó de manera exponencial los pedidos de refugio en Brasil en los últimos dos años.

Según estimaciones oficiales unos 40.000 venezolanos viven en Boa Vista actualmente, equivalente al 10% de la población de la ciudad.

“Este flujo intenso de venezolanos crea problemas para el estado de Roraima y ciertamente va a crearlos para otros estados si no tomamos medidas de naturaleza federal”, aseguró el mandatario, que movilizó a una comitiva de ministros durante el feriado de carnaval para reunirse con las autoridades locales.

Las Fuerzas Armadas coordinarán a partir de ahora las acciones humanitarias de los distintos organismos federales y locales, detalló el ministro Jungmann.

Acampando en las calles o en casas de refugios, los venezolanos son acogidos por el gobierno local, pero éste no posee infraestructura para atenderlos a todos y reclama desde hace meses la intervención de la administración federal.

Uno de los planes del gobierno es trasladar a una parte de los inmigrantes hacia otros estados, para descongestionar los servicios en Roraima y que los venezolanos puedan acceder a mejores condiciones de vivienda, salud y trabajo.

El país gobernado por Nicolás Maduro enfrenta una situación delicada, con fuertes tensiones políticas, desabastecimiento de productos básicos y una inflación que llegará a 13.000% en 2018, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios