Cardenales a postemporada

Williams Linárez | Foto: Luis Salazar |

Cardenales de Lara cumplió con su condición de favorito. Su buen juego colectivo se tradujo en una clasificación relajada a falta de 10 partidos. La victoria ante los Bravos de Margarita 4-2 en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto y la doble derrota de Tiburones de La Guaira (séptimo puesto) ante Águilas de Zulia en Maracaibo selló su boleto a la postemporada. Ahora la lucha es por el primer lugar del que se encuentra a medio juego.

Lo vivido por el equipo crepuscular en esta semana es destacable al llegar a una estabilidad que intimida a cualquier rival. Al doblegar al elenco isleño logra su sexta victoria corrida.

Como la jornada anterior el pitcheo fue protagonista con un Néstor Molina inspirado.
El diestro recupera terreno en lo personal, luego de sus últimas salidas con altibajos, se plantó bien en casa, al amarrar por completo el alicaído bateo de los isleños. Solo en el tercer episodio le pisaron la segunda almohadilla, en los demás de su actuación no permitió mayores incidencias.

Fue un duelo de pitcheo en las primeras entradas, los Bravos pusieron a Omar Bencomo quien también estuvo a la altura al parar en seco la fuerte toletería crepuscular, no fue hasta el cuarto en el que le hicieron una carrera.

El cubano Rangel Ravelo abrió con estruendoso doblete por el jardín izquierdo, su coterráneo Henry Urrutia disparó sencillo que lo movió a tercero y Carlos Rivero dio un largo elevado que permitió al antillano llegar al plato con tiempo.

Tras este desliz en el marcador se mantuvo el duelo de pitcheo en el que Molina y Bencomo trabajaban rápido, para luego darles paso a los relevistas.

El dominicano José Cisneros sacó el octavo sin complicaciones para consolidarse como uno de los relevistas más efectivos de la campaña. Para el cierre de ese inning Carlos Navas recibió severo castigo.

Suárez se luce

Este partido perdurará en el recuerdo del receptor Alixon Suárez, quien debido a varias lesiones se vio en la obligación a salir al ruedo por primera vez en la pelota criolla y lo hizo a la altura.

En su primer turno profesional sonó doblete y en el octavo dio un sencillo con las bases llena que trajo dos y permitió ensanchar las acciones (4-0). La segunda anotación fue impulsada por Elvis Escobar al recibir pelotazo.

Al cerrar ese episodio ya Cardenales sabía que si ganaba estaba invitado a la fiesta de enero, pero la apertura del noveno se le puso engorrosa. Daniel Mayora y Francisco Díaz se embasaron ante el cerrador Ricardo Gómez, quien luego sacó a Tyler Manincov y Gabriel Noriega, pero en el proceso se lesionó, debió actuar Tiago Da Silva, que permitió doblete de Cade Gotta impulsor de par.

Al final ponchó a Johnny Davis para lograr la victoria 31 de la campaña.

Molina (5-5) se apuntó el triunfo en labor de 7 episodios, permitió 6 imparables, sin carrera, dio un pasaporte y abanicó a 8 rivales en su mejor salida de la campaña. Da Silva sacó un tercio para anotarse el salvado. Bencomo (3-7) se quedó con el descalabro.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios