Carlos Paparoni: 8.2 millones de venezolanos comen dos o menos veces al día #03Jul

Nota de prensa | Foto: Archivo |

El diputado a la Asamblea Nacional Carlos Paparoni ofreció un balance sobre las protestas registradas en el primer semestre del año 2018. Asimismo, reiteró la alarmante crisis alimentaria que mantiene a los venezolanos desnutridos.

El parlamentario indicó que en lo que va de año se han registrado dos mil 703 protestas en todo el territorio nacional, es decir, un promedio 15 manifestaciones por día.

Paparoni detalló que 16,6% de las manifestaciones sociales de estos primeros seis meses del año responden a problemas, quejas laborales o bajos sueldos; 10.5% por la crisis eléctrica; 10.2% por escasez de comida y desabastecimiento; 9% por el deterioro en el sector salud; y 8.5% por falta de agua.

 

Desnutrición y alimentación

El diputado Carlos Paparoni señaló que en el ciclo de siembra más importante para el país, en Venezuela sólo se llegará a producir el 15% de la demanda que requiere la población por los problemas que hoy existen en el campo; recordó que la producción nacional ha llegado hasta cubrir 70% de la demanda nacional.

“Es inaceptable que hoy en día produzcamos la misma cantidad de alimentos que hace 50 años. El país vive una grave crisis alimentaria, por ejemplo, de 42 Kgs de pollo que se consumían al año, actualmente el promedio es de apenas 12 kilos, así ¿cómo no van a estar desnutridos nuestros niños? En los hospitales se ve clarito, lo que comen los pacientes, tres granos de arroz y caldo de plátano.”

El dirigente merideño afirmó que 80% de los hogares se encuentran en inseguridad alimentaria, “esto quiere decir que 8,2 millones de venezolanos comen dos o menos veces al día y que 9 de cada 10 venezolanos no puede pagar su alimentación diaria”.

Además, Paparoni resaltó que los niños, las mujeres embarazadas y los lactantes han sido los más afectados por escasez y alto costo de la vida. “Según, Cáritas de Venezuela 280.000 niños podrían morir a causa de la desnutrición en el país. En el año 2017, fallecieron semanalmente entre cinco y seis niños por falta de alimentación y al menos 33% de la población infantil presentaba retardo en su crecimiento, lo cual es algo sumamente grave”.

Paparoni enfatizó que “la solución para el hambre en Venezuela es un cambio en el modelo político del país que permita la ayuda humanitaria a través de la cooperación internacional y así, brindar atención inmediata a la población más vulnerable como niños, ancianos y mujeres embarazadas

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios