#ESPECIAL Monseñor Lücker: Mientras el Gobierno atropella a la MUD le falta seriedad

Pacífico Sánchez | Foto: Archivo |

Con veinte gobernaciones y trescientas alcaldías que han quedado en manos del Gobierno, como producto de las últimas elecciones, la oposición ha quedado desarmada.

Ese es ámbito en que se desarrollarán los comicios presidenciales el año próximo, según monseñor Roberto Lückert León, obispo emérito de Coro, quien al ser entrevistado por EL IMPULSO considera que los demócratas sólo tienen el arma del voto para luchar.

Dice que anda buscando al padre José Palmar para felicitarlo porque hace más de diez años se adelantó a denunciar a Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo de entonces, por los hechos de corrupción en la principal empresa del país; pero, se burlaron de él.

Sobre las refinerías que podrían pasar a manos de los rusos observa que éstos van a salir del personal que no es útil y ya se habla de ochenta mil desempleados en Falcón.

Advierte sobre el peligro que se cierne sobre la desnutrición en la población que está creciendo y señala que el Gobierno pretende ponernos de rodillas para subsistir.

Se niega a anclar en el mar de la felicidad cubana porque es la destrucción

-¿Cómo le parece el resultado de las elecciones municipales?

-Una vez más fue un atropello de parte del Gobierno y una falta de seriedad política de la oposición. La única arma que tenemos para disentir y aprobar es el voto. No tengo una bomba molotov, ni una bomba lacrimógena, ni participo en guarimbas para manifestar mi descontento, sino la voluntad de hacerlo cívica, pacífica y constitucionalmente.

Lamentablemente, la actuación fraudulenta del Consejo Nacional Electoral, de desubicar la gente para que no votaran en los sitios cercanos a su residencia, de crear obstáculos para que las cosas no marchen bien y de descaradamente parcializarse hacia la línea del Gobierno y éste actuando abusivamente de su poder para comprar los votos, perjudicaron a la oposición, que ahora ha quedado desarmada frente a un evento que tenemos el próximo año, como es la de escoger al Presidente de la República. Las 20 gobernaciones y 300 alcaldías que quedaron en poder del chavismo-madurismo serán un arma terrible para imponer el candidato que el Gobierno presente.

-¿No cree que sea el propio Maduro?

Maduro está quemado. Le quedó grande el cargo. Si se aplicara el principio de Peter, diremos que llegó al nivel más elevado de incompetencia en el manejo administrativo del poder. Eso era de esperarse porque no se había preparado para ejercer un cargo de tanta importancia y responsabilidad como es la Presidencia de la República. Pero, no llegó a Miraflores por sus condiciones de dirigente político, sino porque fue impuesto por Raúl Castro a Chávez.

-¿Le sorprendió el escándalo de corrupción en Pdvsa, difundido por el propio Gobierno?

-Ahora ando buscando al padre José Palmar para felicitarlo, porque cuando se apareció en Caracas con una carretilla de denuncias ante la Asamblea Nacional, se burlaron de él. En ese entonces, hace más de diez años, porque fue en agosto del 2007, llevó 16 tomos con 60 denuncias y dijo que si Chávez no removía a Rafael Ramírez y a las bandas de “los pitufos” y de “los conejos” que hacían negocios dentro de Pdvsa para estafar a la nación, se estaría tapando la corrupción. Aún más, recuerdo que el padre Palmar le pidió al fiscal general de la República dejar de ser un jarrón chino, precisamente en momentos en que los chinos hacían negocios con Pdvsa con los taladros, para que actuara. El propio Luis Tascón, quien era el responsable de recibir la denuncia, calificó la actuación del padre Palmar como una maniobra. Esos diputados y el propio Ejecutivo Nacional son cómplices de esas sinvergüenzuras que han salido al conocimiento público ahora.

-Ante esos hechos, ¿cómo ve la situación de Pdvsa?

-Lamentable. Pdvsa no solo era la principal empresa del país, sino una de las mejores a nivel internacional hasta que llegó Chávez al poder. De un plumazo, en abril del 2002, fueron despedidos más de veinte mil empleados que eran los que habían levantado esa compañía. Y se comenzó a improvisar gerentes hasta llegar a colocar a un general ahora como presidente de la única empresa que ha venido trayendo los dólares por exportación. Tanto el comandante eterno como Maduro han creído que los militares están preparados para todos. Lo están para los cuarteles, pero no para la administración pública. En los momentos Pdvsa lo que está es dando lástima.

.Ud. que está en Falcón, sabe el estado en que se encuentra la refinería más importante del país, la de Amuay. Ahora se habla de que será pasada a los rusos.

.Lo que van a recibir los rusos es chatarra. Durante ocho años fui obispo de la Costa Oriental del lago y supe del funcionamiento de Pdvsa. En la etapa inaugurada por el comandante eterno se dejó de lado la seguridad y el mantenimiento de la empresa.

Y si los rusos se van a encargar de las refinerías de Venezuela y Curazao, tendrán unas instalaciones en mal estado. Pero, lo que sí es inapelable es que rusos y chinos van a cobrar. No van a tener compasión. Venezuela, a pesar de la situación por la cual está atravesando, sigue siendo un país rico en petróleo y minerales.

En lo que respecta a Falcón ya se habla de que unas 80 mil personas quedarán desempleadas, porque si vienen los rusos o los chinos, saldrán del personal que no es útil por no estar preparado y traerán su propia gente.

-¿Qué piensa de la criptomoneda Petro, anunciada por Maduro para garantizar la soberanía financiera?

-Eso no va a detener la crisis, que será cada vez más grave- En estos momentos no me preocupa diciembre porque son muchas las personas que han recibido dinero regalado con motivo de las últimas elecciones, porque eso fue una compra de votos. Ya los anaqueles de los supermercados y los depósitos están quedando vacíos. La hambruna vendrá en enero y febrero.

-Le preguntaba lo de la criptomoneda, porque el país no tiene divisas para importar.

-Yo te respondo con una pregunta: ¿Dónde están nuestros economistas formados con seriedad en las universidades de Caracas, Zulia, Mérida? Al parecer, no le sirven a este Gobierno. Y la situación cada vez se torna más crítica. Lo que respalda la moneda es el oro y no las reservas petroleras, ni los diamantes en el subsuelo, como pretende hacer ver Maduro con su anuncio del “petro” (la criptomeda). Si la memoria no me falla, el oro que estaba en el Banco Central de Venezuela fue trasladado a Cuba porque Chávez dijo que no podía estar en bancos del exterior. Eso me recuerda que cuando se ensayó la república en España, antes de la guerra civil, todo el oro que respaldaba a la peseta fue llevada a Rusia y al fracasar la república, ese oro no pudo ser regresado. No creo que el que se llevaron a Cuba sea devuelto.

-Se ha vuelto a plantear con insistencia la necesidad de que se establezca un canal humanitario, sobre todo porque existe preocupación por la desnutrición de los niños e incluso se habla de que cada día están muriendo por lo menos siete menores.

-Es la angustia nuestra, de la Conferencia Episcopal Venezolana. Tenemos encuestas serias. La desnutrición es grave. Vamos a tener una generación de discapacitados porque en estos momentos el niño, desde que nace hasta los 18 años, no tiene qué comer y está subsistiendo. Cuando una persona llega a los ocho años y se encuentra en esa situación no puede lograr un buen aprendizaje en la escuela, porque su mente está deteriorada.

Pero, eso no lo entiende este Gobierno. Y yo me pregunto: ¿dónde vive Maduro? Ojalá se venga un día a Coro para que vea las necesidades de la gente. Y digo a Coro, porque aquí vivo yo y sé de los trabajos que pasa la población. Lo que el pueblo quiere es que deje la verborrea de la guerra económica porque ésta de la que tanto alardea fue la que ha hecho el Gobierno al acabar con la producción.

Yo no le prendo velas ni acompaño a procesión del imperio norteamericano, pero lo que hizo Chávez y sigue haciendo Maduro es meter la pata. Dice Maduro que ha repartido nueve millones de cajas de alimentos, pero se ha olvidado de que la población venezolana es de treinta millones de personas. Él tiene que gobernar para los ricos, para la clase media y para los pobres. Como presidente de la comisión- Y no quiere aceptar el canal humanitario porque va a quedar desnudo. No le conviene, a nivel internacional, que se sepa del hambre que está padeciendo la gente.

-¿Qué le dice a la oposición después de lo que ha pasado?

-Que ya hemos vuelto a caer en el error del 2005 cuando se produjo la gran abstención que hizo ganar al Gobierno. Que es necesario incentivar a la gente para que vote. No hay estadísticas sobre la no comparecencia en las elecciones, porque no le conviene al Gobierno. A mi me insultaron porque estaba invitando a votar, pero es que yo soy demócrata. Me resisto en que ser anclado en el mar de la felicidad cubana.

Pregúntele a Raúl Castro cuántos ingenios de caña había en Cuba cuando él y Fidel tomaron el poder.

Hoy esos centrales azucareros son museos donde se muestra cómo era el petróleo blanco como le decían al azúcar que producía la isla. No pudieron reactivar esa industria después que la privatizaron al igual que ha ocurrido aquí con todo lo que han privatizado.

Y lo que pretende Maduro y su camarilla es que estemos de rodillas pidiendo limosna, un clap por favor, porque aquí ya no se produce casi nada. Y su esposa no hace cola para buscar un paquete de harina, ni pasta, ni arroz, ya que no sabe lo que es la miseria en la que están sumidas las madres de familia de Coro y del resto de Venezuela.

Con el perdón por delante, yo digo que cuando se le entregó a los militares la distribución de la carne, el pollo, los huevos y demás productos fue para envolverlos, corromperlos, porque ellos no son competentes para esos menesteres.

-¿Podría haber una negociación entre Gobierno y oposición?

– El problema es que Maduro cuando ve la oposición se pone los guantes de boxeo, pero con puño de acero, porque él lo que quiere es acabar con quien no esté de acuerdo con sus ideas. En lugar de bajar la guardia, se envalentona. Cree ser el dueño de la verdad, no entiende de razones y no está dispuesto a ceder. Así no se puede negociar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios