FOTOS: Continúan las deficiencias en el transporte colectivo

Hugo J. Boscán | Fotos: Karen Paradas |

A pesar del acuerdo alcanzado el pasado fin de semana entre la gobernadora Carmen Meléndez y el Sindicato Automotor, el servicio de transporte colectivo en el área metropolitana Barquisimeto-Cabudare continúa sumido en un verdadero caos.

Las personas deben madrugar para poder abordar alguna unidad, particular o de Transbarca, y llegar a tiempo a sus centros de trabajo, estudio o diligencias personales.
Hugo Cuicas, secretario de reclamos del Sindicato Automotor, explicó que el problema persiste porque los transportistas continúan confrontando dificultades para conseguir cauchos, baterías, aceite u otros repuestos para sus unidades.

Desmintió informaciones según las cuales este martes se iba a entregar un lote de cauchos a transportistas del sindicato.

Informó que la gobernadora comenzó a cumplir sus compromisos con los cambios de aceite a las unidades Yutong a base de gas, en Transbarca.

Aclaró que se trata de un aceite “bajo en cenizas”, que es exclusivo para esa marca de vehículos.

Las otras unidades, Encava y otras marcas, les harán los cam bios de aceite, previa programación, en las instalaciones de Metrobus.

Con respecto a los cauchos, de acuerdo a lo que les promertió la mandataria regional, comenzarán a llegar el 15 de febrero, informó.

Todo eso indica que la normalización del servicio irá ocurriendo progresivamente, aunque sigue fallando lo relativo a los repuestos, que no se encuentran, y cuando los hay es a precios escandalosos, algo que debe ser controlado por el organismo correspondiente, el Sundde.

Debido a esas fallas, las diferentes rutas no tienen activas todas sus unidades y por ende persisten las dificultades de la población para movilizarse en las unidades particulares y en cuanto a Transbarca, tampoco tienen operativa toda su flota.

Extraoficialmente se conoció que la nueva administración de la empresa encontró activas sólo 26 unidades, algunas de las cuales circulan sin vidrios en algunos ventanales, o cubiertos los mismos con plásticos.

Una de las rutas con mayores deficiencias es la de Palavecino, que desde mediados del año pasado no es cubierta por Transbarca y no se tiene información alguna de cuando será reactivada.

La ruta 11, que antes llegaba hasta San Vicente, ahora lo hace sólo hasta el Hospital Central para no tener que suspender del todo el recorrido desde Cabudare por falta de aceite o cauchos.

Otra ruta, la 3, que cubre el recorrido hacia la Macías Mujica, apenas tiene, de cien, 10 unidades operativas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios