FOTOS: Hasta las hostias hurtaron de la iglesia de Los Rastrojos

Hugo J. Boscán | Fotos: Karen Paradas |

Nuevamente el templo Sagrada Familia, donde se encuentra la imagen más antigua del Nazareno que existe en Venezuela, fue víctima del hampa que aprovecha la oscuridad de la noche y la falta de patrullaje policial para cometer sus fechorías.

El recinto religioso ubicado en pleno centro de Los Rastrojos, al lado de la plaza Bolívar y diagonal al centrol de salud, fue despojado de piezas valiosas para los oficios cotidianos.
En la mañana de este martes, el sacerdote Daniel Guerra y algunos feligreses colaboradores se sorprendieron al encontrar violentada una de las antiguas puertas, concretamente la ubicada en el lado norte, al lado de la plaza principal.

Una vez realizada una inspección a toda la casa de Dios, pudieron tener un inventario de todos los objetos que los intrusos nocturnos habían sustraído.

Entre los mismos se encuentra la corona que lucía la imagen del Niño Jesús, ubicada en el altar principal, así como una cruz que estuvo colocada sobre un tubo de bronce.

Pero las personas que cometieron el sacrilegio también despegaron los cuadros de siete de las estaciones, en la pared norte y, por si fuera poco, también abrieron a la fuerza el estante o custodia donde se guarda el Santísimo, simbolizado en un copón con las ostias consagradas.

Para el padre Daniel Guerra, el hecho delictivo no parece ser obra de delincuentes comunes, pues no se preocuparon en llevarse objetos que podrían vender en el mercado negro.

Presume se trate de los llamados santeros o espiritistas que utilizan esos objetos de la iglesia católica para sus ceremonias.

Igualmente presume utilizaron a un menor para ingresar por la abertura abierta en la enorme puerta y luego abrirla desde su interior.

Además, se cree que utilizaron un gato hidráulico para abrir entre las cabillas de la puerta, el espacio suficiente por el que ingresaría el menor.

Ayer mismo, la feligresía de la parroquia Sagrada Familia, junto al párroco, iniciaría las gestiones para reponer los objetos faltantes.

Se esperaba la presencia de funcionarios policiales para iniciar las investigaciones y tratar de localizar a los ladrones y lo robado.

No es esta la primera vez que el hampa incursiona en ese histórico recinto católico.

Llama la atención el que actualmente la iglesia está sometida a remodelación, reponiéndole la pintura de sus fachadas que fue colocada no hace mucho tiempo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios