López Castillo y Basabe no han cometido delito alguno

Lorena Quintanilla Muñoz/M.Girón | Foto: Stiven Valecillos |

Representantes de las fuerzas democráticas del estado Lara y miembros de la sociedad civil se solidarizaron este miércoles con monseñor Antonio José López Castillo y monseñor Víctor Hugo Basabe a propósito de las investigaciones que ordenó Nicolás Maduro tras las homilías efectuadas el pasado 14 de enero durante la procesión de la Divina Pastora.

Macario González reconoció las palabras del arzobispo por la verdad contenida en su reflexión.

“Todos suscribimos lo expresado por monseñor, nos identificamos con su mensaje. Se expresó una verdad que el pueblo quería escuchar. Le expresamos nuestra solidaridad ante la amenaza proferida por el gobierno, contra pastores de la Iglesia que se han colocado al lado del pueblo ante el sufrimiento que todos estamos padeciendo”.

Por su parte el doctor Alexis Latuff, en representación de la Iglesia, expresó que los partidos políticos que hacen vida dentro de la Unidad condenan y rechazan de manera categórica las amenazas del Presidente de la República contra la Iglesia católica y los arzobispos de Barquisimeto y San Felipe respectivamente.

“Nicolás Maduro en su mensaje a la nación el pasado 15 de enero amenazó con abrir una investigación penal contra López Castillo y Basabe ya que el día 14 de enero, en las homilías del culto a la Divina Pastora, ambos se refirieron a hechos reales de nuestro país”.

Apuntó que las palabras dichas por ambos prelados no son un invento, se refirieron a una realidad innegable.

-Hay hambre por la falta desatada de alimentos, hay hambre por los altos costos de los mismos y la no accesibilidad del pueblo a lo poco que se encuentra en los anaqueles de los abastos. Hay desabastecimiento de alimentos. Las palabras textuales de monseñor fueron “Divina Pastora líbranos del hambre, líbranos de la corrupción, no creemos en la miseria, basta ya de hambre”.

Los obispos también condenaron que haya miles de venezolanos hurgando en la basura, buscando en los desperdicios para saciar el hambre, hecho nunca vista en nuestro país.

Maduro en su mensaje a la nación durante la memoria y cuenta se refirió a las palabras pronunciadas por los representantes de la Iglesia católica y pidió al Ministerio Público y al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) evaluar las palabras de los obispos para determinar si constituyen delito de odio.

¿Decir que el pueblo tiene hambre es instar al odio? Se preguntó Latuff, quien agregó que se trata de un acto de libertad de expresión en un país que el gobierno llama democrático.
En ese sentido, sugiere que se rectifiquen los aspectos que podrían conducir a una grave afectación de la jerarquía católica, instancia que está con el pueblo.

El abogado destacó que se apegarán a todas las iniciativas que la sociedad civil realice en defensa de los obispos.

-Vamos a solicitar a nuestros profesionales que realicen los estudios necesarios para preparar la defensa de los sacerdotes ante los tribunales. López Castillo y Basabe no han cometido delito alguno, solo se refirieron a la crisis social y económica sin precedentes que vive el país.

Con el pueblo

Por su parte, monseñor Antonio José López Castillo agradeció el respaldo de las fuerzas democráticas.

-Agradezco el apoyo en defensa de las afirmaciones dadas el 14 de enero en resguardo de los derechos de nuestro pueblo que pasa hambre, no tiene medicamentos, no tiene repuestos, que no tiene una vida justa ni digna. Hay hambre porque no hay alimentos y hay hambre por los altos costos de los alimentos. Los anaqueles de los abastos están vacíos.

El obispo volvió a pedirle a la Divina Pastora librar al país de la corrupción y del hambre.
“No queremos más miseria, basta ya de tanto sufrimiento”.

A monseñor le preocupa que haya venezolanos hurgando en la basura para poder alimentarse. “Eso es algo increíble en un país petrolero”.

Reiteró que la Iglesia solo intenta defender los derechos fundamentales de los ciudadanos. “Sepan que la Iglesia siempre estará al lado del pueblo porque somos pueblo”, acotó.

CEV rechaza críticas

l presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor José Luis Azuaje, reiteró su rechazo por la malinterpretación que hizo el presidente Nicolás Maduro de las palabras del monseñor Hugo Basabe durante el acto de la Divina Pastora en Barquisimeto.

No obstante, el alto prelado afirmó que la Iglesia católica continuará firme en sus convicciones y seguirá denunciando el hambre, corrupción y violencia.

“Cuando se habla de peste el monseñor Basabe hace referencia a aquel momento en el que el padre Yépez saca en procesión a la Divina Pastora, y él decía que hoy también hay pestes en Venezuela como son la corrupción, la violencia, el hambre, esas son las nuevas pestes que hay que combatir, él nunca se refiere a personas”, aclaró durante una entrevista en Radio Caracas Radio.

Monseñor Azuaje señaló que lo que sí temen es que el gobierno actúe contra la Iglesia amparándose en la Ley del Odio. “Lo dicho por el señor Presidente es simplemente un mandato. Él, a través de sus cadenas da mandatos y nosotros lo que queremos es que los feligreses cuiden, alienten y acompañen a sus pastores”, indicó.

“Desde nuestra asamblea plenaria habíamos hablado sobre la Ley Contra el Odio y la Intolerancia, y decíamos que es una herramienta de la Asamblea Nacional Constituyente que tiene un solo objetivo, y es simplemente criminalizar toda manifestación en su contra y sobre todo propiciar la multiplicación y difusión de toda clase de rumores, de especulaciones, es decir, es un instrumento que tiene el Gobierno a su favor y en contra de la población”, explicó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios