Paciente niega haber realizado denuncias contra el Hcuamp

María Fernanda Peñalver | Foto: Archivo |

Desde hace algunos días el Ministerio Público se ha encargado de citar a galenos del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), aparentemente por quejas presentadas por ciertas personas en específico quienes habrían recurrido a Fiscalía para realizar los reclamos.

Si bien el punto está expuesto en las misivas que se le han hecho llegar a los médicos señalados, EL IMPULSO logró comunicarse con una de las supuestas denunciantes, para corroborar a qué tratos fue sometida para verse dispuesta a generar la acusación. Ana Rodríguez fue una de estas, quien ingresó al Hospital Central el pasado viernes 29 de septiembre por su embrión muerto retenido.

Su situación no fue fácil por diversas razones: lo triste del momento, pero también porque los medicamentos para ayudarla a dilatar el cuello uterino no realizaban su función, por lo se mantuvo a la espera de que su cuerpo estuviese preparado para la extracción del feto.

“El domingo había un alboroto abajo”, relató Rodríguez quien aseguró desconocer el motivo de dicho acontecimiento, sin embargo más tarde se enteró de que se trataba de una paciente que se encontraba en su misma situación esperaba para que su embrión fuera extraído, la misma se quejaba por los días de espera y aparentemente realizó la denuncia a unos fiscales que acudieron al Hospital Central.

“No sé la razón, pero mi nombre salió a relucir y me llamaron”, expuso. Indicó que los funcionarios se dirigieron a ella por su nombre y le preguntaron sobre el trato que le habían dado en el Hcuamp y los medicamentos e insumos que se le habían solicitado. “Dije que guantes, cytotec y agua, porque ese día no había agua”, señaló que además la hicieron firmar un papel en donde habían escrito sus “declaraciones”.

Los siguientes días Rodríguez continuó intentando dilatar, por lo que en varias oportunidades fue llevada a sala de parto pero el procedimiento no podía realizarse, mientras tanto, funcionarios del Ministerio Público esperaban por ella, lo que catalogó como acoso. “No fue sino hasta el miércoles que me pudieron sacar a mi bebé”, destacó que a su criterio, toda la situación le generó estrés y por esto, no podía concentrarse en la que realmente era su labor para el momento.

A pesar de que ni ella ni algún familiar se dirigió a los fiscales para realizar una denuncia formal, lo que ella les expresó fue suficiente para emitir una citación al director del Hcuamp; Marcial Daza. “Yo ni sabía cómo se llamaba el director, lo vi fue ayer”, destacó la paciente quien además cree que la persecución se ha hecho con intenciones de perjudicar al Hospital Central. “Cada vez que me preguntaron dije que no, aquí ningún médico me trató mal”, enfatizó Rodríguez.

Procedimiento dudoso

La afectada denunció que el pasado jueves llegó a la habitación en la que se encontraba un supuesto médico forense, el mismo actuó solo y no emitió ninguna autorización, simplemente se encargó de revisarla sin explicarle siquiera de qué se trataba.

“Me revisó las piernas, me levantó la bata y hasta me vio en la pantaleta”, aparentemente el funcionario estaba en búsqueda de hematomas, sin embargo, a juicio de la paciente, la forma de actuar no fue la más idónea. Rodríguez aseguró que hará lo posible por evitar que la sigan involucrando en el caso con una denuncia que no realizó.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios