A ritmo pausado inician actividades

Rosmir Sivira | Fotos: Stiven Valecillos |
PARO NACIONAL. 20/07/2017 FOTO: STIVEN VALECILLOS

A ritmo lento. Luego del paro cívico convocado para este jueves, sectores productivos de Lara retomaron sus actividades a ritmo pausado, puesto que la especulación de un continuado paro de trasporte y el cierre de vías con barricadas dispuestas en áreas como las entradas a las zonas industriales de Barquisimeto, impidieron que los trabajadores se presentaran en las empresas este viernes.

El casco central de la ciudad, inició sus actividades con una afluencia de personas mayor a la acostumbrada. Quienes no pudieron hacer sus compras el día de paro, aprovecharon este viernes.

Similar decisión tomó la población bancarizada, en especial los pensionados, quienes acudieron a las entidades bancarias públicas y privada para cobrar su pago mensual del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. En dichas entidades se apreciaron largar colas hasta después del mediodía.

Sobre cómo iniciaron las actividades este viernes fue consultado el presidente de la Cámara de Industriales de Lara, Giorgio Reni Casas, quien manifestó que varias empresas reportaron inasistencia de trabajadores por múltiples impedimentos.

Aseveró que el paro cívico de este jueves tuvo consecuencias económicas mínimas para el sector, ya que el aparato industrial nacional labora por debajo del 30 % de su capacidad operativa.

La paralización de actividades de este día representó males similares a los que durante varios años ha enfrentado la empresa por ausencia de materias primas, falta de repuestos y otros problemas.

Aunque el acatamiento al paro por parte de civiles demanda desembolsos económicos para las empresas, el industrial recordó que por la misma situación del país “el sector se encuentra en estado de sobrevivencia”, el cual puede culminar con el pronto agotamiento de los sistemas productivos nacionales.

Indicó que como expresión de civismo, la paralización de actividades de este jueves, realmente “trastocó al país”.

Respecto a las inspecciones realizadas por organismos públicos a empresas privadas, Reni informó que según monitoreo realizado por la cámara, fueron sondeadas ocho empresas larenses, casi todas del ramo de la alimentación. Ninguna de estas fue amonestada. El recorrido sólo verificó el acatamiento o no del paro y las razones por las cuales las empresas no tenían actividad, que en la mayoría de los casos de debió a la ausencia de trabajadores.

El trabajador respondió

Héctor Contreras, vocero para Lara de la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV), reconoció la demostración de unión y firmeza de trabajadores y factores sociales que se sumaron al paro.

Recordó que según sondeos de la cúpula en Lara, sectores industrial, comercial y transporte fueron altamente receptivos con el llamado, motivado al grado de consciencia respecto a la situación del país y en rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente.

El llamado a paro fue acatado en 18 estados en los que la CTV tiene presencia, lo cual subrayan como un logro.

Manifestó que no se trató de un descanso o un receso sino de una protesta cívica y democrática.

Sobre el inicio de actividad de este viernes, apuntó que el paro fue levantado a las 6:00 de la mañana, por lo que las barricadas dificultaron el inicio de jornada de algunos barquisimetanos. Sin embargo, ha existido el acuerdo con patronos de respetar y apoyar la voluntad cívica de los trabajadores, quienes igualmente acompañan a las empresas en este difícil escenario de país.

El mal de los usuarios es aún mayor

Sobre cuestionamientos respecto a la inactividad de sectores productivos, lo cual vulneraría los derechos de consumidores y usuarios venezolanos, fue consultado Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), quien apuntó que “el problemas de los venezolanos es aún mayor a la paralización de actividad de un día” y que aún con el levantamiento del paro, “nada ha vuelto a la normalidad”, puesto que “persiste la problemática para hallar un alimento o una medicina”.

Acotó que por la caída productiva general el ciudadano ya no encuentra para su adquisición productos ordinarios como las hortalizas y verduras, lo que los obliga a desplazarse a múltiples lugares para hacer sus compras, en paralelo a un sinfín de problemas propios de la escena venezolana. Allí reside la razón por la cual millones de ciudadanos comprendieron y se sumaron al paro.

La convocatoria del pasado jueves la calificó como el resultado del clima social y político, la reacción del pueblo en tiempos de difícil situación laboral.

Subrayó que el paro no agudizó el acceso a los bienes básicos, puestos que el problema de Venezuela es aún mayor.

Acotó que la inseguridad reinante en el ambiente venezolano también fue motivo para que algunos establecimientos no abrieran sus puertas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios