Sobran razones para que productores protesten

Rosmir Sivira | Foto: Cortesía El Caroreño |

Tras el llamado que hizo el pasado 11 de mayo el sector ganadero venezolano, en la voz del presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Carlos Odoardo Álvarez, de no quedarse de brazos cruzados, agricultores y ganaderos del país se sumaron ayer al plantón.

En Pueblo Llano, en Mérida los productores llevaron sus vacas hasta el centro del poblado, mientras que en otros puntos los ganaderos se aparecieron con leche de vaca y queso que vendieron y regalaron, en señal de que el sector sólo exige respeto a los términos constitucionales y condiciones apropiadas para trabajar.

En Lara, el punto de encuentro fue el sector Doña María, a dos kilómetros de Carora, municipio Torres, en la salida hacia Barquisimeto. Ganaderos, agricultores, comerciantes e industriales se apostaron en el lugar, junto con sociedad civil desde las 7:30 de la mañana.

Aunque a las 8:00 de la mañana fueron agredidos por presuntos colectivos armados, el grupo se mantuvo en el lugar hasta horas del mediodía. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), se hicieron presentes y protegieron la actividad, postura que el gremio reconoció.

Como parte de la actividad sólo permitieron el paso vehicular a través de uno de los cuatro canales de circulación.

Nicanor Oropeza, representante de Fedenaga en la región detalló que esta actividad fue convocada porque “el sector primario en el país se encuentra colapsado”. Piden se declare en emergencia.

-No tenemos condiciones para producir. La inflación nos está consumiendo y si el pueblo pasa hambre no es por culpa de los productores, sino por las malas políticas del Gobierno…. Nosotros queremos producir alimentos, pero no hay condiciones.

Subrayó que ellos no son partido político, sino sectores productivos, por lo cual esperarán directrices de la cúpula nacional, a fin de mantener su agenda de protesta pacífica.

Mario Herrera, gerente de la Sociedad Regional de Ganaderos de Occidente (Sorgo), aseveró que la protesta atiende la convocatoria de Fedenaga para “luchar por la Venezuela productiva” y rechaza el llamado “a la Asamblea Nacional Constituyente chimba, escogida a dedo”. También reclaman por condiciones dignas de trabajo, ya que el sector se encuentra diezmado debido el abigeato, secuestros, robos, impunidad, escasez de alimentos concentrados y medicinas veterinarias, entre otros males.

Detalló que la producción en el municipio ha caído al 30 % de las cifras de años anteriores.

“Las condiciones sanitarias son un gran problema. Si un animal se enferma no podemos atenderlo ni curarlo y eso incide en la producción. Si no hay alimento concentrado las vacas no producen la leche necesaria y van a matadero con bajo peso”, acotó.

Pastos y potreros registran importantes fallas luego de dos años de intenso invierno del cual el gremio no se ha podido reponer, motivo a la falta de insumos, maquinarias y otros.

Por su parte, Mario Oropeza de la Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Carora (Asocrica), apuntó que su participación en la actividad obedece a las carencias que como productor deben afrontar. A esto se suman los efectos de una fuerte inseguridad jurídica y personal.

-No estamos de acuerdo con una modificación de la Constitución, la misma que ya probaron los venezolanos. A ciencia cierta no sabemos qué es lo que están buscando… Si a eso le sumamos el luto de las familias venezolanas por la muerte de jóvenes que ejercen su derecho a la protesta hay mucho por lo cual protestar.

Subrayan que el sector ganadero no ha llamado a ningún tipo de paro productivo. Por el contrario, están convencidos de que Venezuela saldrá adelante a través de la producción de alimentos para los venezolanos. La caída productiva obedece a la falta de condiciones y no a decisiones de ganaderos ni agricultores.

Comercio e industria

A la actividad también se sumó Fernando Alejo, presidente de la Asociación de Industriales y Comerciantes de Carora, quien indicó que la merma en ambos sectores alcanza el 75% y esto se debe a que la economía actúa en un efecto en cadena y si el campo no produce, no habrá materias primas para la industria ni mercancía para vender en los comercios.

-Cada quien vino por motivación personal, porque cada quien está consciente de lo que sucede a nivel económico. Sabemos que la falla no está en la Constitución y por eso rechazamos cualquier intento de modificarla.

Criticó que “a mitad del partido, el Gobierno quiera cambiaria las reglas del juego”.

Asimismo, detalló que el parque industrial caroreño ha registrado numerosos cierres y que las pocas empresas que laboran lo hacen a menos de la mitad de su capacidad instalada. También existe incumplimiento en el pago de adecuados internacionales, porque lo que las industrias no son dotadas de materias.

Vale destacar que cañicultores de la zona también se sumaron al plantón efectuado en el municipio Torres.

También en Portuguesa

En el distribuidor Palo Gordo, autopista General José Antonio Páez de Portuguesa, se instalaron a las 9:00 de la mañana productores y sociedad civil del estado.

Miguel Ángel Carrasquero presidente de la Sociedad de Ganadero de Portuguesa (Sogapor), apuntó que, fiel a los principios democráticos, rechazan la ruptura del Estado de derecho y la violación sistemática de la Constitución, producida en sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia.

También dijeron rechazar el llamado a Asamblea Nacional Constituyente, que bajo los términos convocados excluye los principios fundamentales democráticos y no resuelve problemas como: desabastecimiento de alimentos, medicinas e insumos; inflación; inseguridad; e inestabilidad política, social y económica.

Es de destacar que en asamblea de socios, Sogapor decidió declararse en emergencia por la ruptura del hilo constitucional, de allí que se mantendrán en actividades de protesta pacífica, según lo expuesto en el artículo 68 de la Constitución. También exhortan a los gremios agropecuarios a pronunciarse en favor del respeto a la Constitución, derechos humanos y orden institucional.

Tampoco apoyan ningún paro. Por el contrario exigen medios para la producción.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios