Efectos internacionales sobre el petróleo venezolano

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

Aunque financieramente el petróleo sea para Venezuela un salvavidas generador de divisas, también puede resultar un imán para otros intereses. Si bien ha sido con los recursos de esta venta que el Gobierno ha hecho frente a múltiples compromisos, un traspié en la misma puede dejar al país sin dinero para pagos en el extranjero e importación de alimentos.

En un escenario de condena y repudio internacional a las políticas del Gobierno nacional, el mercado petrolero entonces forma parte del juego de estrategias.

Rafael Quiroz Serrano, economista especialista en hidrocarburos, duda que puedan aislar plenamente a un país petrolero como Venezuela, por ser un recurso vital para países en desarrollo, lo que abre el margen de negociaciones.

“No se puede poner un cierre o muralla y evitar el intercambio comercial, a un país que viva y sobreviva del petróleo como Venezuela”, expresó.

En su opinión existe un margen de ventajas que sirven de claraboya para “burlar parte dicho aislamiento”.

Aseveró que la colocación de barriles de petróleo en nuevos mercados, de haber alguna sanción petrolera para Venezuela por parte de Estados Unidos, no será tarea sencilla y generará ciertos desbalances en la economía del país. “No será de la noche a la mañana.

Tomará su tiempo… Pero existe una carga geopolítica importante del lado de Venezuela”.
Citó al exprofesor de Harvard Daniel Yergin, quien ha dicho que el precio del petróleo tiene 99% de política y 1% de economía.

Quiroz Serrano, sostiene que Venezuela debe saber manejar estos factores.

Si bien el petróleo puede servir de “salvavidas” o mecanismo de defensa, también resulta peligroso, por su gran atractivo. Al respecto, el economista expresó que Venezuela cuenta con 22 barcos-tanqueros petroleros, embargables en alta mar, además de refinerías en el exterior, las cuales pueden ser declaradas bajo la misma figura por cortes internacionales, como parte del pago de deudas. “Entre más internacional sea la empresa petrolera, mayor es el peligro”, comentó.

Quiroz Serrano detalló que Venezuela importa diariamente de Estados Unidos 115 mil barriles de petróleo liviano para mezclas con el crudo extrapesado extraído de la Faja Petrolífera del Orinoco, 87 mil barriles de gasolina para el consumo del mercado interno (desde noviembre de 2015), y 58 mil barriles de aditivos para la gasolina del consumo nacional.

No contar con el despacho de estos productos pondría al país en una dramática situación, peor a la actual.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios