Protestas violentas derivan en saqueos

AFP | Foto: Archivo |

Unos violentos incidentes se registraron el viernes en una localidad del sur del país que dejaron más de una veintena de comercios saqueados y varios heridos, evento que ocurre a pocos días de unas protestas callejeras que se han presentado en la capital venezolana y otras ciudades por falta de alimentos, agua y gas.

En la población de Caicara del Orinoco, estado Bolívar, los disturbios se desencadenaron cuando varios centenares de personas, irritados por la falta de alimentos, medicinas y dinero efectivo, atacaron varios comercios del centro de esa localidad y derribaron puertas y paredes para hurtar todos los productos que habían en esos locales, relató a The Associated Press Jesús Rodríguez, un comerciante de licores de esa localidad.

“Los saqueos fueron prácticamente en todo el pueblo”, dijo Rodríguez, de 40 años, al explicar que los ataques a los comercios se extendieron a todos los alrededores de la población agrícola y ganadera de unos 150.000 habitantes.

El comerciante dijo que pasadas las 6 de la tarde numerosas personas se mantenían en las calles y reinaba la anarquía en la localidad. “El pueblo anda como loco, el hambre los está matando”, agregó.

El dirigente opositor y habitante del estado Bolívar, Carlos Rodríguez, dijo a la AP que más de una veintena de comercios de alimentos, ropa y licores resultaron saqueados y varias personas resultaron heridas.

Rodríguez expresó que según reportes que le aportaron habitantes de Caicara del Orinoco algunas autoridades policiales y militares salieron a patrullar las calles para tratar de proteger al resto de los comercios que no fueron saqueados, y aeronaves militares comenzaron a sobrevolar sobre la localidad.

Estos incidentes se dan a menos de quince días de otros eventos violentos que ocurrieron en la localidad de Ciudad Bolívar, capital del estado Bolívar, que dejaron al menos diez comercios saqueados y más de una veintena de detenidos y que obligaron a las autoridades a militarizar esa ciudad.

En Caracas y otras ciudades del interior también se han registrado protestas por la escasez de alimentos, gas y gasolina. Una joven embarazada murió a finales del mes pasado al resultar herida por un disparo de arma de fuego en medio de un tumulto que se registró en una barriada pobre del oeste de la capital donde se esperaba la repartición de perniles prometidos por el gobierno del presidente Nicolás Maduro para Navidad y Fin de Año. Por la muerte de la joven fue detenido un guardia nacional.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios