Señalan a ‘colectivos’ de incendiar autobús del Liceo Ambrosio Perera

José Manuel Zaá | Foto: Juan D. Vílchez |

Fueron los vecinos de los edificios del sector quienes los divisaron a bordo de una Chevrolet Grand Vitara, color vinotinto. Normalmente cumplen el rol de alertar a manifestantes de El Cardenalito sobre la presencia de los cuerpos de seguridad del Estado, pero la noche de este martes detallaron cómo civiles armados incendiaron un autobús del Liceo Ambrosio Perera y decidieron avisar a los vecinos de la urbanización Fundalara, al este de Barquisimeto.

Casi en el acto unas 30 personas salieron a ver qué ocurría e increparon a cuatro individuos que estaban sospechosamente al final de la avenida Capanaparo, justo en la incorporación a la autopista Rafael Caldera.

Entre ellos destacaba un hombre que se ha identificado ante los medios de comunicación como miembro del PSUV y del colectivo la Carpa Roja en Lara, llamado Carlos Roldán Carreño, de 43 años de edad, quien fue reconocido por los habitantes casi inmediatamente. Eran como las 10:15 p.m.

“No había manifestación, esto estaba solo. Ellos nos dijeron que iban pasando de casualidad y se pararon a ver (…) De arriba nos dijeron que de ese carro se bajaron los tipos que le metieron candela al autobús y por eso la gente se alzó, aunque ellos trataban de meter miedo con una pistola”, contó un testigo de los hechos de manera anónima.

Expuso que, a los minutos, hizo presencia una patrulla de la Policía del estado Lara (Polilara) y puso en custodia, en la Comisaría de Fundalara, a Roldán Carreño; a María Rivero Rivero, de 39 años de edad; a Omar Jesús Nieves, de 24 años de edad; y a Jorge Eduardo Pérez Pérez, de 40 años.

Allí los funcionarios, gracias a la presión popular y en presencia de la gente, revisaron la camioneta en la que se trasladaban los ‘colectivos’, para encontrar una presunta arma de fuego, papeles gubernamentales y unos envases con contenido desconocido.

Los vecinos que seguían congregados a las afueras del Centro de Coordinación Policial y se mostraban molestos por lo ocurrido y por la protección que los policías brindaban a los presuntos delincuentes, incendiaron la Grand Vitara, a la 1:40 a.m.

Se supo extraoficialmente que en horas de la madrugada de este miércoles, los cuatro ‘colectivos’ fueron “rescatados” por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la comisaría.

No habían sido reseñados por Polilara, órgano de seguridad que se negó a dar información sobre lo suscitado.

Se conoció extraoficialmente que, en horas de la tarde, los señalados de paramilitares fueron puestos en libertad. Aunque fuentes policiales afirmaron que se mantenían detenidos. No hubo pronunciamento oficial.

El director de la institución educativa también se negó a declarar sobre lo ocurrido. Sin embargo, se supo que el vehículo estaba inoperativo pero “rescatable”.

Los locales creen que la intención de los colectivos era culpar a los manifestantes del incendio del bus, puesto que días atrás se suscitó un enfrentamiento en las instalaciones del Ambrosio y resultó afectada la misma unidad que hoy está inservible.

“Eso era como si le hubiesen rociado de gasolina. Una molotov no causa tal incendio”, acotaron.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios