Transportistas siguen cobrando 700

Hugo J. Boscán | Fotos: Iván Piña |
CRISIS DEL TRANSPORTE PUBLICO EN IRIBARREN. 07/11/2017. FOTO IVAN PIÑA

Los transportistas afiliados al Sindicato Automotor del estado Lara decidieron en asamblea extraordinaria celebrada este martes, continuar aplicando la nueva tarifa de 700 bolívares aprobada la pasada semana en un consejo consultivo de la federación, en Caracas, a pesar de las amenazas provenientes de la alcaldía de Iribarren.

Representantes de las diferentes rutas y líneas de Iribarren, Palavecino y los otros municipios del estado Lara, se reunieron de urgencia para analizar la situación originada por la amenaza de la alcaldesa y el titular de la AMTT de detener y remolcar las unidades cuyos conductores sean sorprendidos aplicando la nueva tarifa.

En la multitudinaria reunión, cada uno de los dirigentes de los transportistas, encabezados por su secretario general, Giovanny Peroza, reiteraron la problemática que confrontan por el desabastecimiento o altos precios de los repuestos para sus unidades.

En el marco de la asamblea, Ana Consuelo Cuicas, presidenta de la línea Barsaport, mostró como ejemplo una factura por 4.943.000 bolívares por uno de los parabrisas delanteros de una unidad Yutong.

Otros transportistas se refirieron a los precios de los cauchos, baterías, el aceite y otros insumos que deben adquirir frecuentemente para poder continuar prestando el servicio a la colectividad.

Peroza declaró a El Impulso que en la asamblea se decidió continuar el cobro de los 700 bolívares, tarifa que ya ha sido oficializada por las alcaldías de varias ciudades, pero en Iribarren ni siquiera han sido llamados a la AMTT para analizar la situación.

“La tarifa de los 700 bolívares se seguirá aplicando y cualquier acción represiva que se aplique a unidades de una organización afiliada, nosotros actuaremos solidariamente en señal de respaldo”, enfatizó.

¿Hasta llegarían a un paro?, preguntamos.

Nosotros no hemos hablado de ningún paro del transporte, pero si actúan represivamente contra una de nuestras rutas, la defenderemos con firmeza porque no somos no-sotros los que estamos dejando sin transporte a la colectividad sino el gobierno, respondió Peroza.

Mientras se celebraba la asamblea llegó una información según la cual funcionarios de la Policía Municipal de Iribarren habían inmovilizado varias unidades de la empresa San Remo, en la calle 24 entre 19 y 20.

Los uniformados argumentaban haber recibido denuncias contra uno de los conductores, pero en su intención de remolcar la unidad quedaron paralizadas otras, impidiendo a una buena cantidad de usuarios utilizarlas para dirigirse a sus destinos

Finalmente acordaron llevar la buseta a la sede de la policía y las otras reanudaron el servicio.

Aunque temían que la AMTT ejecutara este martes las amenazas formuladas por la alcaldesa y el director de la AMTT contra los transportistas que cobraran 700 y no los 500 bolívares oficializados, eso no ocurrió y el servicio se de-sarrolló con normalidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios