Tras Cuatro meses sin gas también cerraron la carretera vieja a Yaritagua

Hugo J. Boscán | Fotos: Iván Piña |

En El Pozón, así como en El Vapor, El Molino, El Pegón, Agua Negra y otras comunidades del municipio Peña, en los límites de Yaracuy y Lara, también están padeciendo por la falta de gas doméstico, por lo que este lunes procedieron a protestar cerrando la carretera vieja Yaritagua-Barquisimeto.

Adexis Pérez, una de las amas de casa, informó que, a pesar de todas las gestiones que han hecho ante PDVSA Gas en Yaracuy, no ha habido forma de que les regularicen el suministro del combustible casero.

“Llegamos a las cinco de la mañana y estamos dispuestos a mantenernos aquí hasta la hora que sea porque no pueden seguir burlándose de nosotros”, agregó.

Durante toda la mañana estuvieron llegando al lugar de la protesta residentes de diferentes caseríos de la zona, todos con sus bombonas vacías, esperanzados en que en cualquier momento llegaría un camión con el producto.

Primero se colocaron en la carretera, impidiendo el paso de vehículos, en su mayoría de carga que la utilizan, pero llegó una comisión de la Guardia Nacional que, de acuerdo a denuncias, les atropelló para obligarlos a retirarse.

Algunos lo hicieron, ubicándose en la cancha deportiva, donde se organizaron en filas con sus respectivas bombonas.

“No es posible que, cerca de la Noche Buena, tengamos que andar en los montes tratando de conseguir leña para cocinar los pocos alimentos que podemos conseguir, porque los encargados de administrar la distribución de gas en Yaritagua no son capaces de garantizar algo tan indispensable en todo hogar”, dijo, por su parte, José Joaquín Pernía, habitante de El Pegón.

Se quejaron de las pocas gestiones que hacen los directivos de los consejos comunales para insistir ante la distribuidora el suministro del producto.

Como la carretera vieja Yaritagua-Barquisimeto aún es utilizada por los transporte de carga pesada, así como los colectivos que trasladan pasajeros, su cierre se tradujo en inconvenientes para los viajeros que, aún cuando reconocían el derecho de las comunidades a protestar  insuficientes servicios, no admitían que fuesen ellos quienes debían sufrir las consecuencias del cierre de una vía tan importante como esa. El cierre se mantuvo hasta el mediodía.

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios