Usuarios validan fijar pasaje urbano en Bs. 1.000

JMZ | Fotos: Daniel Arrieta |

Todo parece indicar que el pasaje urbano en Barquisimeto será establecido en 1.000 bolívares por la Alcaldía de Iribarren en los próximos días.

Al menos así lo acordaron representantes de los gobiernos parroquiales del municipio, este martes, durante una asamblea que realizaron en el salón de sesiones del Palacio Municipal con el director de la Autoridad Metropolitana de Transporte Terrestre (AMTT), Lino Rodríguez; y el director general del Ejecutivo local, Luis Contreras.

Los voceros hicieron público resultados de encuestas supuestamente realizadas a usuarios del transporte colectivo en los últimos días. Entre ellos, destacó el visto bueno dado por la colectividad a pagar Bs. 1.000 por pasaje urbano (Bs. 1.500 después de las 7:00 p.m., feriados y fines de semana).

El encuentro entre ciudadanos y autoridades fue aprovechado por los representantes parroquiales para denunciar los vicios y problemas que ha desencadenado la crisis en materia de transporte colectivo en la ciudad.

También para hacer escuchar las quejas puntuales sobre el servicio que prestan los transportistas, en su mayoría afiliados al Sindicato Automotor del estado Lara.

Corrupción en la proveeduría durante la entrega de vehículos, cauchos baterías y otros; la extinción de las rutas comunales y la falta de un sistema de transporte colectivo público; fueron parte de las denuncias hechas por los dirigentes.

“Los carros Yutong y los taxi Orinoco se dieron a personas que no trabajan (…) El problema es que el transporte es privado”, expuso una vocera.

Los parroquianos propusieron la eliminación de la figura del colector y, además, se pusieron a la orden de la municipalidad para participar sin remuneración alguna en los operativos que debería realizar la AMTT, puesto que señalan que los operativos solo abarcan pequeños espacios.

Al respecto, el director de la AMTT pidió tener paciencia y aseguró que seguirán realizando puntos de control para evitar el cobro excesivo.

Pide ordenanza

El alcalde de Iribarren, Luis Jonás Reyes, intervino en la asamblea para decir que, antes de fijar oficialmente una tarifa, quiere que se realicen asambleas de este tipo en todas las parroquias del municipio.

Pidió a concejales la promulgación de una ordenanza que sirva para sancionar con mayor severidad a los transportistas que incumplan con las leyes recurrentemente.

Asimismo, aseguró que ha recibido amenazas de paro de transporte del Sindicato Automotor.

“Si tenemos que habilitar a la Fuerza Armada, a los autobuses de las universidades y a Transbarca para llevar a nuestro pueblo gratis, lo vamos a hacer, pero no vamos a permitir chantaje”, sentenció.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios