34% de la población es hipertensa

Cuando un hombre tiene una disfunción eréctil debe acudir a un equipo multidisciplinario para tratar la causa de este problema, porque en algunos casos se debe a motivos psicológicos y en otros a trastornos orgánicos. El cardiólogo Luis López Gómez señaló que la disfunción eréctil puede ser un síntoma de la hipertensión arterial, porque al no tener suficiente irrigación en el órgano sexual masculino podría haber afectación vascular en todas las arterias del cuerpo, lo cual causaría la falta de aporte de sangre cuando lo requiera.
“La hipertensión arterial es una enfermedad de riesgo cardiovascular, sobre todo en hombres mayores de 45 años de edad, por ello, cuando llega un paciente con dificultad para mantener una erección se le debe descartar valores elevados de tensión, y viceversa, es decir, cuando es hipertenso probablemente tenga disfunción eréctil”, detalló el médico especialista.
Mito sobre los fármacos
Un mito que se ha extendido en los pacientes hipertensos es que las drogas para controlar la tensión producen disfunción eréctil, un punto que era cierto con los anteriores medicamentos o betabloqueantes, sin embargo, gracias a los avances científicos esta creencia se ha desterrado y las terapias farmacológicas actuales no causan efectos adversos en el desempeño sexual del hombre.
“Este punto se le debe aclarar muy bien al paciente, aunque no lo pregunte. Yo lo tengo como una política personal en mi consulta”, explicó Luis López Gómez. Resaltó que la tensión arterial debe ser controlada para evitar graves consecuencias como angina de pecho o infarto al miocardio, ataque cerebral vascular, aneurismas, hipercolesteremia, demencia vascular (conocida como ateroesclerosis).
“La demencia vascular o ateroesclerosis es más común en pacientes hipertensos, porque poco a poco se van obstruyendo vasos pequeños del cerebro, lo cual les causa problemas cognitivos u olvidos consecuentes, diferente al diagnóstico clínico del Alzheimer”, explicó.
Pre-hipertenso
El cardiólogo Luis López Gómez explicó que existen varias clasificaciones de hipertensión arterial.
“Tenemos al pre-hipertenso, quien tiene una tensión arterial de 140 sobre 90 milímetros de mercurio; de esa cifra es adelante se puede considerar hipertenso, que a su vez tiene diferentes estadios, hasta el más grave que trae como consecuencia directa daños a los órganos blancos como el corazón, retina, riñón, arterias periféricas y otros”, dijo López Gómez.
Según las más recientes encuestas, en Venezuela de 32 a 34% padece de hipertensión arterial, enfermedad también conocida como el enemigo silencioso, porque casi nunca produce síntomas o se pueden confundir con cualquier otra patología. De allí la importancia de tomarse la tensión desde la infancia, pues el mismo pediatra podría detectar algún trastorno en los niños.
“Ahora tenemos más cultura y en todas las consultas médicas lo primero que se realiza es la toma de tensión como medida de control, y también las personas cuando tienen un dolor de cabeza van a una farmacia para conocer su presión”, destacó el cardiólogo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios