Centro de Información y Documentación de EL IMPULSO: Guardianes de 109 años de historia

La memoria no es infinita, la historia pasa sin deternerse un segundo; sin mirar atrás avanza dejando una estela de acontecimientos. Los bibliotecólogos, archivistas y documentalistas son los encargados de resguardar la historia viva; libros, fotografías, documentos y materiales que nos dejan ver retazos de nuestra existencia, de nuestro paso por el mundo.

El servicio público de bibliotecas había sido creado el 13 de julio de 1833 por Decreto Presidencial, pero fue el 27 de Julio de 1977 cuando se promulgó la ley de creación de la Biblioteca Nacional con el fin de promover, planificar y coordinar el desarrollo en Venezuela de un Sistema Nacional de Servicios de Bibliotecas e Información Humanística, Científica y Tecnológica.

Con la finalidad de reconocer a las personas que, profesionales o no, desde las bibliotecas, centros de documentación, archivos y demás escenarios, día a día desempeñan la gran labor social de concebir, gestionar y facilitar los servicios de información y conocimiento de las instituciones, se resalta hoy 27 de julio como el Día del Bibliotecólogo y Archivista Documentalista en Venezuela.

Además, la fecha es propicia para conmemorar la muerte del destacado Bibliógrafo venezolano, Manuel Segundo Sánchez, quien fue Director de la Biblioteca Nacional, miembro de la Academia Nacional de la Historia y autor de la primera Bibliografía venezolana.

Asimismo, el 27 de julio de 1950, egresó de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela, la primera promoción de profesionales en las disciplinas de Bibliotecología y Archivología.

Los documentalistas son profesionales que están formados para gestionar la información dentro de las organizaciones. Para ello, dominan las características y los distintos tipos de documentos que se encuentran en los diferentes soportes, bien sea papel o digital, y formatos.

EL IMPULSO, institución apegada a enaltecer la cotidianidad larense en sus diversas publicaciones, ofrece a la colectividad un Centro de Información y Documentación, espacio que alberga un archivo de 109 años de historia de la ciudad, su gente, personalidades, acontecimientos que marcaron la pauta y que sirven a estudiantes, historiadores y ciudadanía.

El tratamiento y la gestión de la información documental es de vital importancia para la investigación histórica y la historiografía y los profesionales del CID analizan, fijan y mejoran los flujos de información organizativa que son parte de la vida de este centenario rotativo.

Para Marina Meléndez, licenciada en Mercadeo y coordinadora del CID, el trabajo va más allá de archivar documentos, libros y ediciones de EL IMPULSO: son guardianes de la historia.

“Tenemos una gran responsabilidad, en nuestras manos están años de historias, fotografías, noticias que guardan la cotidianidad. Son muchos años recopilados, muchos de ellos restaurados y digitalizados para facilitar su manejo. Muchas personas acuden a nuestro centro a buscar informaciones del siglo pasado, notas antiguas de Carora y material que nadie se imagina que tenemos en nuestros archivos”.

Sociedad de la información

En la conocida y cambiante Sociedad de la Información caracterizada por su complejidad desde el punto de vista tecnológico y organizacional, la información es uno de los elementos claves para favorecer el desarrollo y la innovación.

De allí la importancia de este vasto archivo que alberga el CID de EL IMPULSO, cuyos trabajadores se esfuerzan por mantener al día, digitalizando las ediciones diarias, fotografías y textos, para el alcance de toda la colectividad larense, instituciones y en ocasiones, investigadores de otros estados que utilizan esta fuente para nutrir sus trabajos. Tal es el caso de representantes de instituciones universitarias como la UCLA, Unexpo, así como también la Fundación La Salle y la Agrupación Cuatro más Cuatro, quienes han logrado armar un compendio de su propia historia gracias a los archivos del CID.

“Tenemos que analizar todo lo que sale publicado y resguardar lo más importante, aquello que creamos que será importante para los usuarios en un futuro. Es una labor muy bonita, no es solo la labor de guardar las cosas viejas, va más allá. Hemos conformado una gran colección gracias al trabajo en equipo”.

Años de experiencia

Carmen González, con 31 años de experiencia en el CID y testigo de muchos cambios desde que el centro iniciara operaciones en la antigua sede de EL IMPULSO, la cual se ubicaba en la carrera 23 entre calles 27 y 28. “En un principio, el material estaba organizado de forma muy similar a como se hace en un archivo. Había libros, revistas y ediciones de otros periódicos nacionales y regionales, pero por cuestiones de espacio fue necesario reducirlos y desde el paso a la era digital, ha menguado aún más el uso de versiones impresas, aunque siguen presentes”.

“Todas las fotografías y textos son clasificados por categorías, además tenemos la labor de atender al público, facilitarles la búsqueda también a los periodistas. He dedicado toda mi vida a EL IMPULSO desde el CID y es una hermosa labor que es reconocida por muchos”.

Por su parte, Juan Camacaro, licenciado en Ciencias de la Información de la Uptaeb, arribó a sus 6 años de labores en el CID, a diario realizan un trabajo que muchos no ven hasta que lo necesitan. “No todas las instituciones cuentan con una memoria tan extensa como la de EL IMPULSO, a través del índice analítico dejamos a un lado el trabajo artesanal, con un proceso digital de más fácil manejo”.

Destacó que en nuestro país, hay poco valor por lo histórico, ellos se convierten en la ayuda y el soporte del estado Lara, para recordar la historia, un tesoro que nos deja el diarismo en materiales invaluables para la sociedad.
“Sin pasado no hay futuro y acá contamos con un valioso material que es patrimonio para los larenses”.
A ellos su suman Alida Pastrán, Eleana Agüero y Douglas Alvarado, en un trabajo que es clave para las futuras generaciones en el resguardo de la historia contemporánea a través de las páginas del diario EL IMPULSO.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios