Con 45 músicos la Mavare tocó para la Excelsa Patrona

María Fernanda Pérez G. Foto: Edickson Durán |

Como ya es tradición desde hace 14 años, la orquesta Mavare ofreció una serenata a la Divina Pastora previo a su salida del pueblo de Santa Rosa. Los músicos se instalaron en la plaza Bolívar y desde allí deleitaron a los presentes con diversas melodías.

La actividad forma parte de una ofrenda hecha por la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) a la virgen donde se recuerda los momentos que ha tenido la orquesta junto a la Pastora. Estuvo presente el rector de la casa de estudio superior, Francesco Leone, junto a demás autoridades académicas. A las 8:00 de la noche y bajo la dirección del maestro Ángel Eduardo Montesinos inició el concierto con “La marcha de Mavare” compuesta por Napoleón Lucena en 1915, seguidamente interpretaron “Ofrenda de amistad” de Miguel Antonio Guerra.

A la mitad del encuentro Montesinos le cedió la batuta a la nueva directora de la orquesta, Luibalena González, quien tuvo un repertorio entre vals, merengues y pasos doble. Fueron 45 músicos los reunidos esa noche entre músicos expertos y jóvenes estudiantes. Contaron con la presencia en el cuatro y las castañuelas de Tony Valera que durante años perteneció a la Mavare y su padre estuvo entre los fundadores. El pianista de alta trayectoria Omar Vásquez y de invitados especiales; la maestro Cheita Quintana y el maestro Williams Alvarado, sobrino nieto del Dr Lisandro Alvarado.

“La Mavare es la orquesta de la Divina Pastora y es una identificación total, pertenecemos a la UCLA que como institución siempre ha estado abocada a todo lo referente a la virgen”, manifestó González, quien afirmó que siempre será un honor llevarle música a la patrona de los larenses.

Llena de feligreses

Durante toda la noche la iglesia de Santa Rosa estuvo llena de feligreses que se acercaron para ver a la virgen y poder orar junto a ella. Algunas familias aprovecharon la oportunidad para pasear por el pueblo y que los niños disfrutaran jugando en la plaza. Se notó la presencia de muchos turistas que como cada año viajan a Lara para ser testigos de una de las devociones marianas más grande del país.

Previo al concierto de la orquesta Mavare también estuvieron presentes agrupaciones de música religiosa en honor a la Divina Pastora

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios