Beyoncé hipnotizó con su potente voz

La cantante norteamericana se presentó en el campo de fútbol de la Universidad Simón Bolívar el pasado viernes, con su The Mrs. Carter Show World Tour, gira que la llevará también a Colombia, México y Puerto Rico.

En su primera visita al país, Beyoncé demostró que no es cualquier artista, sino una muy poderosa que es capaz de encender la euforia de sus seguidores con solo su presencia. Así lo hizo el pasado viernes, cuando presentó su gira The Mrs. Carter Show World Tour en el campo de fútbol de la Universidad Simón Bolívar, ante más de ocho mil personas que corearon su nombre.

Luego de la actuación de la Dj Kika, quien pinchó desde las 8:00 pm hasta las 10:00 pm, el público tuvo que esperar 36 minutos más para ver a su estrella del pop, quien llegó de forma imponente, con un corsé, tipo body, color blanco, que siluetaba su exuberante figura.

Antes de que la fémina saliera a escena, una pantalla, como una granja, se posó a los pies del escenario, luego subió con un video introductorio. Ese fue el abreboca para recibir a la diosa de color canela, quien como un huracán, entró a la tarima para estremecer con el tema Who Run The World.

Llegó acompañada con un cuerpo de baile integrado por ocho mujeres y dos hombres, junto a una banda conformada por puras féminas, quienes se lucieron con todos sus acordes. Por su parte, Beyoncé dejó a más de uno boquiabierto por sus sensuales movimientos, su cuerpo nunca se detiene y se contonea de forma impresionante. Sin olvidar su imponente voz, un registro vocal único, que dejó bien claro su talento.

En esta ocasión la artista de 32 años no se presentó con su cabellera suelta, como lo ansiaban muchos de sus fanáticos, sino con una cola de cabello que mantuvo sujeta su blonda cabellera por hora y media que duró el show, pero, aunque estuviera apresada, igual danzaba junto a la estrella en cada uno de sus pasos.

Está claro que la estadounidense trajo un excelente show, el cual se sostuvo en talento, excelentes músicos y luces, y algunas pirotecnias, pero no cuenta con una descomunal escenografía, solo una pequeña pantalla que sube y baja con imágenes, y en la parte de atrás, seis columnas cargadas de luces que juegan por el escenario.

A su puesta en escena se suman sus vestuarios, los que engalana a cada uno de sus temas, fueron siete en total, con los cuales hipnotizó a los presentes, quienes delinearon su cuerpo en todo momento. También se escuchó End of Time. Y para interpretar If I Were a Boy salió con su segundo vestido, uno negro, con capa y sombrero.

Luego ofreció unas palabras al público: “Caracas. Bienvenidos a The Mrs. Carter Show World Tour, están listos para la fiesta, porque esta noche vamos a divertirnos, así que levanten las manos”, dijo la fémina.

Continuó con Get Me Bodied y Baby Boy, se quitó parte del atuendo, para quedar nuevamente en body, y este último tema, jugar con la pantalla de fondo y un cenital que la alumbraba junto a sus bailarinas, con círculos, en colores blanco y negro.

Otro video dio la entrada al tema Naughty Girl, donde la diva salió con su tercer cambio, un body de mangas largas, el cual desfiló con sensualidad para sumergirse entre plumas blancas, que colocaban sus bailarinas. Una estampa hermosa para apreciar.

Volvió a desaparecer, y regresó con un vestido rojo, largo, para interpretar Freakum Dress, momento donde la guitarra protagonizó el proscenio con una descarga de pirotecnia en las puntas. Con un video de Beyoncé entre avionetas, el público se entretuvo mientras que la cantante regresó con un pequeño vestido color verde, para interpretar Why Don´t You Love Me.

La artista se colocó la mano en la cintura y miró fijamente a sus seguidores, esperando la respuesta de su amor, a lo que ellos respondieron indiscutiblemente con gritos y alaridos. Más tarde, nuevamente se desvaneció de la tarima.

Cerca de su público

Sonó el piano en solitario, y la artista salió vestida con una braga azul, que resplandecía, para sentarse en el instrumento y cantar 1+1. Luego caminó por un pasillito que daba hacia otra tarima más pequeña dentro del público, mientras cantaba Irreplaceable, donde sorprendió al cantar algunas partes en español; en ese momento estrechó su mano con algunos venezolanos para saludarlos, tomó una bandera de Venezuela, y luego se la llevó de regresó a la tarima principal, para sumar al repertorio el tema Love on Top.

Se fue a cambiar, y apareció con un diminuto vestido negro con dorado para hacerse sentirse con Crazy in Love y luego con su éxito Single Ladies, que enloqueció a los presentes. Para finalizar se escuchó Grown Woman, un pequeño cover de I Will Always Love You, canción popularizada por Whitney Houston, y se despidió con Halo. El reloj marcaba más de la medianoche, cuando la diva dijo adiós a su público. Show donde no faltó la luna para ser testigo de su histriónico y fuerza vocal.

Beyoncé llegó a Venezuela alrededor de las 9:14 pm, del viernes, directo a la USB, donde su público la espera ansioso desde tempranas horas del día. Llegó tan tarde, que imaginamos que no tuvo el tiempo suficiente para arreglarse el cabello, y por eso, tuvo que salir con esa cola tan triste. Luego de su actuación, la diva tomó nuevamente su avión privado y se fue de inmediato de Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios