Realizan primer simulacro de desalojo en el diario EL IMPULSO

El diario EL IMPULSO reafirmó el alto nivel de responsabilidad social empresarial que ha demostrado tener durante sus 109 años de existencia.

Pensando en la seguridad de su recurso humano, esta casa centenaria promovió la realización del primer simulacro de desalojo ante emergencias, en el cual participaron 256 trabajadores.

Sobre los hombros de quienes integran el Departamento de Salud y Seguridad del diario EL IMPULSO, la licenciada Eyilde Rosales, coordinadora de Salud Ocupacional, y la ingeniera Cristina Colmenárez, analista de Seguridad Laboral, reposó la responsabilidad de encaminar este proceso de formación que inició hace tres meses, de la mano de expertos de Protección Civil.

La teoría llegó a la práctica. El simulacro de desalojo fue todo un éxito. Un procedimiento que se estimaba concretarse en diez minutos, se realizó en siete, lo cual evidencia el alto nivel de la formación recibida por los trabajadores en la materia y el desarrollo de un gran sentido de cooperación.

“Tuvimos el apoyo incondicional de Protección Civil, organismo que nos asignó un personal especializado en ese tipo de eventos, en términos logísticos. Todos los trabajadores, por grupos y según horarios de labores, recibieron instrucción teórica sobre prevención sísmica previo a esta práctica”, precisó Eyilde Rosales, antes de hacer extensivas al oficial de Protección Civil, Raúl Osorio, sinceras palabras de agradecimiento por el apoyo prestado.

El jueves, en las afueras de la sede, se mantuvo estacionada una ambulancia, con un paramédico, dispuesto a ofrecer asistencia a quien la requiriera.

Aseguró que este fue el primero de una serie de simulacros que se realizará, de manera programada, a futuro.
“La práctica afianza el conocimiento teórico. La idea es que los trabajadores integren a su estilo de vida una conducta de prevención. Estimamos hacer dos simulacros al año”, dijo la licenciada.

Actitud de prevención

Tras aseverar que todo trabajador tiene la responsabilidad de asumir una actitud preventiva, Eyilde Rosales precisó las fases que conforman el protocolo de desalojo.

-Autoprotección

Tras el encendido de la alarma, el personal debe tomar posición de autoprotección.

Dentro de las instalaciones, cada trabajador debe tener identificado un sitio seguro donde refugiarse para potegerse, durante un evento sísmico, el cual suele durar entre 30 y 40 segundos. Transcurrido este tiempo, deben desalojar.

-Evacuación
Los coordinadores ordenan al personal e indican el desalojo para conducirlo odenadamente hacia las salidas.

-Reconteo final

Luego de evacuar a todo el personal, se debe hacer un conteo rápido para verificar que el edificio esté totalmente desalojado.

Trabajo en equipo

Veintitrés fueron los trabajadores formados durante dos meses como coordinadores de piso, de tránsito y desalojo para este simulacro, quienes también adquieron conocimientos básicos de primeros auxilios.
A continuación, precisaremos sus nombres: Elimar Escalante, Leonardo Peña, Darley Villalobos, Jairo Nieto, Hernando Sarmiento, Laura Losada, Marxy Rodríguez, Yohenny Sánchez, Armando Llamozas, Eduard Morales, Carlos Leal, José Aranguren, Eyilde Rosales, José Yánez, Jesús Paredes, Héctor Rodríguez, Wilter Rojas, Jhonny Hérnandez, Adrián Palacios, Cristina Colmenárez, Oscar Montes, José Ferrer y Luis Sosa.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios