Kit portátil para analizar la calidad del agua

A través de este equipo se obtiene información acertada sobre la calidad de los reservorios de agua, trátese de ríos, estanques, lagunas y lagos, entre otros.

Los métodos de análisis para evaluar la calidad del agua son de importancia vital para el manejo de los recursos, en el caso de la agricultura garantiza el éxito en la producción agrícola y protege la salud de todos.

Dado que en Venezuela existe un déficit significativo de laboratorios especializados para realizar estos estudios y ante los costos elevados, surgió la inquietud por parte de la profesora Lue Merú Marcó, adscrita al Decanato de Agronomía de la UCLA, y de las tesistas Carla González y Kleidymar Morán, del programa de Ingeniería Química de la Unexpo-Barquisimeto, de corroborar tecnologías para enfrentar esta debilidad.

Partiendo de esta necesidad, surgió la propuesta de ofrecer un paquete tecnológico de fácil acceso y bajo costo destinada a los productores de la región, considerando los aspectos técnicos y la transferencia de conocimientos.

En este trabajo se presentó el diseño de un kit de laboratorio portátil cuyo propósito es determinar los elementos químicos del agua, de fácil manejo que además garantiza la confiabilidad de los resultados. Estas pruebas pueden medir la dureza, alcalinidad, entre otras.

Las tesistas, bajo la coordinación de la profesora Marcó, corroboraron las técnicas, procedimientos y los niveles de sensibilidad requeridos, para la posterior estandarización. Asimismo, en este proceso de innovación tecnológica, se plantearon cómo hacer la manufactura, el procesamiento de datos y calibración.

Simplicidad de una tecnología

Explicó la investigadora Marcó que la evaluación de la calidad de agua se realiza mediante una serie de análisis de laboratorio que permiten conocer las características físicas, químicas y biológicas más importantes que puedan afectar su uso.

Este kit de laboratorio permite la obtención de algunas medidas básicas por medio de experimentos simples y sencillos, que ofrecen información acertada sobre la calidad del reservorio de agua, que puede ser un río, estanque, laguna, lago, entre otros.

En el mismo orden de ideas, dijo que con esta pequeña caja se pueden realizar pruebas monitorizadas dispuestas a ser utilizadas en campo en diversas actividades agrícolas y lejanas como las zonas de los municipios Torres, Urdaneta y Andrés Eloy Blanco.

Por su parte las tesistas detallaron que contiene cada uno de los envases con las mediciones exactas de los químicos a utilizar en las pruebas, identificados debidamente con los nombres, las fórmulas tóxicas y los manuales de uso y de primeros auxilios. Por ejemplo, para conocer los niveles de alcalinidad del agua se utiliza el ácido sulfúrico al 0,002 normal y los dos indicadores respectivos.

Explicaron, que estas pruebas previamente son estandarizadas en el laboratorio, utilizando equipos precisos para cada uso. Se pueden utilizar no solo en aguas servidas sino también con sólidos, como es el caso de los suelos, en este caso se tamiza el material, se mide la masa, se mezcla una parte de suelo por dos de agua, se agita y luego de 10 minutos el agua que quede arriba se analiza.

Capacitación técnica

Indicó la profesora Merú Marcó que los productores no pueden continuar asumiendo riegos de realizar las siembras a ciegas, sin ninguna información sobre los suelos y agua, esta propuesta acompañada de la capacitación técnica sería una solución a toda una problemática que existe en el campo.

Muchos son los beneficios que ofrece esta innovación tecnológica, como es la ausencia de las restricciones de tiempo ya que la respuesta es inmediata, y el productor se apropia de esta tecnología para la toma de decisión oportuna y como resultado, alcanzaría una mayor productividad, acotó.

Otro de los beneficios que se le puede dar a este kit es el uso académico, como material educativo en los liceos para las actividades relativas a la caracterización del agua.

Una tecnología a bajo costo y beneficiosa

Este equipo tiene un precio comercial que oscila entre 300 y 500 dólares en el mercado internacional, para realizar entre 50 y 100 muestras, la propuesta de esta caja es de bajo costo.

Ante la carencia de dólares y laboratorios tecnificados en las zonas rurales, esta propuesta es de gran interés para uso agrícola y especialmente en los cultivos piscícolas, que requieren de un mayor control de calidad y manejo adecuado del agua.

Señaló la profesora Marcó, que los kit se prepararían en el laboratorio de la Unidad de Investigación Instrumental del Decanato de Agronomía de la UCLA, solo se tienen que adquirir los químicos en el mercado nacional e internacional.

Transferencia a los productores

Esta innovación tecnológica cumple con los principios que se persiguen en la unidad de Investigación de Análisis Instrumental, que orienta el trabajo hacia la búsqueda de herramientas que permitan optimizar los procesos y mejorar la productividad.

A través de este y otros estudios, se ha logrado la transformación de un producto en un proceso operativo que puede ser llevado a los ámbitos comerciales e industriales, para la posterior transformación a una metodología que contribuya con la organización social. Se espera continuar trabajando en nuevas propuestas como es el estudio de las posibilidades de la producción de ácido sulfúrico en nuestros laboratorios.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios