¡La batalla de titanes ha comenzado! Apple vs. Samsung

Decenas de personas hicieron cola ante este tribunal en el corazón de Silicon Valley para asistir al que promete ser el mayor juicio sobre patentes celebrado en los EEUU.

Los potenciales jurados fueron llevados a la sala del tribunal para la selección de un panel de 10 miembros, antes de que los abogados de ambas partes presenten sus argumentos de apertura ante la jueza Lucy Koh, que preside el proceso.

La norteamericana Apple reclama más de u$s2.500 millones a la surcoreana Samsung, acusándola de copiar sus diseños y patentes. Samsung, en tanto, acusa al fabricante del iPhone y el iPad de violar algunas de sus patentes para comunicaciones inalámbricas.

Las dos empresas, que juntas monopolizan casi la mitad del mercado mundial de teléfonos inteligentes, también se enfrentan legalmente en varios países europeos y en Australia.

En los EEUU Samsung está a la defensiva. La jueza Lucy Koh, encargada del caso, ya suspendió las ventas de la tablet Galaxy de 10 pulgadas de Samsung y del teléfonoGalaxy Nexus, concebido con Google, que brinda su sistema operativo Android.

Por otro lado, la semana pasada quedó establecido que Samsung fue negligente en la preservación de algunas pruebas al destruir correos tras el inicio de las querellas.

Qué se juegan
La lucha comenzó el año pasado cuando Apple demandó a Samsung en un tribunal federal de San José, California, acusando a la empresa surcoreana de copiar el iPhoney el iPad. Samsung presentó una contrademanda.

Hay mucho en juego, ya que Samsung afronta posibles prohibiciones de venta de sus teléfonos inteligentes y tabletas Galaxy en los EEUU, y Apple está ante una posible prueba clave de su estrategia de batallas legales de patentes en todo el mundo.

Apple tratará de usar documentos de su rival para mostrar que violó conscientemente derechos de propiedad intelectual del fabricante del iPhone, mientras que Samsung argumenta que la firma estadounidense está tratando de ahogar la competencia para mantener unos beneficios “desorbitantes”, según los documentos presentados ante un tribunal.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios