Arranque adverso para Cardenales

Francisco Vega Riera | Foto: Cortesía Cardenales |

Los Cardenales de Lara, en su regreso a los playoffs de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) tras tres campañas de ausencia, comenzaron con el pie izquierdo en su serie ante los Bravos de Margarita, al ser sorprendidos en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, 6-4, en una noche de defensa cuestionable, pitcheo desafortunado y bates insuficientes.

No jugó el equipo de Luis Dorante a la usanza del que terminó enrachado la ronda eliminatoria y con una flamante foja de 39-24. El infortunio en la búsqueda de batazos en el outfield por parte del brasileño Paulo Orlando, el inusual castigo recibido por el as de la rotación Raúl Rivero y la incapacidad del lineup para hacerle daño a Omar Bencomo Jr., más allá de un jonrón solitario de Carlos Rivero, pusieron a los anfitriones a remar contra la corriente temprano y sin poder rematar su postrera reacción ante el relevo.

El refuerzo dominicano César Puello pegó de 5-3, incluido un cuadrangular de dos rayitas y otros cinco bateadores en el lineup de Henry Blanco conectaron al menos dos hits para coleccionar 15 en general, 10 de ellos contra un desafortunado Rivero, emboscado con cuatro carreras en el tercer tramo. A pesar de que el bullpen enderezó el rumbo, previo desliz de David Martínez con el tablazo de Puello, las tres carreras del cierre del octavo no fueron suficientes para remontar.

Bencomo Jr. (1-0) le ganó así el duelo a Rivero (0-1) y recibió un dubitativo respaldo de su relevo hasta que Luis Ramírez entró para preservar una ventaja de dos carreras en el noveno y acumular su primer rescate, con lo que se pusieron arriba 1-0 en una serie al mejor de siete partidos.

Salida en falso

Fue Cardenales el que se adelantó en la parte baja del segundo cuando Carlos Rivero, como primer bateador del inning, le sacó jonrón solitario a Bencomo Jr. por el left field (1-0). No obstante, la alegría fue efímera.

Bravos anotó cuatro veces en el tercero. Un batazo de Ángelo Castellano al centro no pudo ser tomado por Paulo Orlando y se convirtió en triple. Pese a dominar a César Puello, un wild de Rivero permitió a Castellano anotar (1-1).

Junior Sosa siguió con otro triple hacia los predios de Orlando y luego anotó por sencillo de Breyvic Valera (2-1). José Asuna movió a Valera a la antesala con sencillo y Jesús Aguilar continuó con un doble al right con el que Valera anotó (3-1). Rivero dio boleto intencional a Daniel Mayora y luego Oscar Salazar remolcó a Osuna con rolling a segunda (4-1).

Ante los envíos del relevista David Martínez, en la parte alta del sexto inning, César Puello sacó la bola por el centro del campo para empujar a Ángelo Castellano (6-1).

Cardenales emboscó en el octavo a Manny Corpas. Con un out, Manuel Piña dio hit al left y llegó a tercera por doble de Ildemaro Vargas hacia la izquierda. Rangel Rivero siguió con un hit de dos carreras (6-3). José Arredondo subió al morrito y Jesús Montero le dio la bienvenida con otro cohete al centro en el que Ravelo anotó por error en tiro del jardinero (6-4).

En el noveno, tras un buen trabajo de los relevistas Jesús Sánchez, Jesús Parra, Ángel Calero, Yoervis Medina, Jhondaniel Medina y Melvin Mercedes, Cardenales amenazó al cerrador Luis Ramírez al embasarse con hit al right el grandeliga Luis Valbuena, pero Ramírez apretó al dominar a Paulo Orlando con línea a segunda y a Jairo Pérez y Manuel Piña con elevados al centro y la derecha.

De este modo, Cardenales quedó obligado a reaccionar ante su público esta noche a las 7.00 en el segundo de la serie. La nutrida presencia del primer juego (más de 14 mil aficionados) es un aliciente adicional. El cubano Jorge Martínez será el encargado de enderezar el rumbo, salvar la división de honores en casa y así viajar a la isla en una mejor situación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios