Defensa y triples dan el segundo de la final a Guaros

Francisco Vega Riera | Foto: Daniel Arrieta |

Los Guaros de Lara hicieron ajustes para tolerar menos segundas oportunidades e impedirle tiros cómodos en el perímetro a los Marinos de Anzoátegui, mientras que en ofensiva produjeron hasta 13 triples y 44 puntos en la pintura, en ruta a una victoria por 99-85 con la que tomaron ventaja de 2-0 en la serie final de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) 2017, en juego 2 cumplido en el Domo Bolivariano de Barquisimeto, de nuevo a casa llena.

Marinos tuvo una jornada terrible desde la larga distancia, al fallar 24 de 30 tiros y los larenses gozaron de hasta cinco jugadores con 10 o más puntos, repartieron 23 asistencias por apenas 10 pérdidas, ganaron en puntos por pérdidas (10-9) y por segunda oportunidad (19-15) y supieron hacer daño en la zona pintada.

Gregory Echenique estuvo perfecto en tiros de cancha (7-7) para un doble doble de 16 puntos y 12 rebotes, José Vargas señaló el camino con 17 unidades, Lazar Hayward aportó otros 16 y Heissler Guillent 16 con seis asistencias, en tanto que Néstor Colmenares cerró con 11, Luis Bethelmy con ocho, seis asistencias y seis rebotes y Zach Graham con nueve.

Con menos suspenso

Los larenses abrieron con Nate Robinson, José Vargas, Luis Bethelmy, Lazar Hayward y Gregory Echenique y los dirigidos por el boricua Tony Ruiz tuvieron esta vez a Gregory Vargas, Isaiah Swann, Rafael Pérez, Juan Herrera y Chris Massie. Se quedaba Michael Carrera en el banco tras su altercado del primer partido.

Las cosas parecían enredarse cuando Nate Robinson cometió tres fouls en el mismo primer cuarto, incluido uno técnico por hacer el ademán de patear una pelota. Hasta allí Guaros ganaría por 21-20 gracias a nueve de los 16 de Hayward y seis de los 16 de Echenique.

Marinos vivía de tres hombres. Massie (8), el panameño Michael Hicks (4) y Vargas (4).

En el segundo parcial el equipo anfitrión metió media docena de triples, incluidos tres de un decisivo Heissler Guillent, quien se alió con Elvis Báez para cubrir la baja temporal de Robinson. Bethelmy, Baéz y Graham aportaban los otros disparos de larga distancia con los que Guaros mitigó el ataque de Hicks (10 puntos en esos minutos) para seguir arriba, 48-42.

Fue en el tercer período en el que los locales cimentaron su victoria al llevar la ventaja por tercera vez en el mismo choque al doble dígito, 14-4 en el primer cuarto, 44-32 en el segundo y 71-57 al finalizar el tercero. Esta vez Echenique y Colmenares atacaban sin clemencia adentro con pases de Guillent y Báez, Robinson hundió un triple casi desde la mitad de la cancha y Hayward y Vargas también se apuntaron a esa fiesta.

Pese a la insistencia de Gregory Vargas, quien metió 12 de sus 22 en los últimos diez minutos, así como un par de canastos de Leon Rodgers, en sus primeros minutos en el campeonato, a Marinos no le alcanzó para regresar. La defensa de Guaros funcionaba muy aceitada, cerraba espacios, robaba pelotas y luego, en transición o con rotación de pelota en el cinco contra cinco, dejaban sin argumentos a los navales.

Otros cuatro bombazos le apagaron las luces a la visita para poner las cosas 2-0 antes de un viaje a Puerto La Cruz, en cuyo gimnasio Luis Ramos, “La Caldera del Diablo”, se jugarán los partidos 3 y cuatro este viernes 30 de junio y sábado primero de julio. “Tocar montarnos en el avión tranquilos, sin prisa pero sin calma e ir juego a juego allá. Hoy estoy muy feliz y los muchachos hicieron un trabajo tremendo en defensa”, fue lo que expresó el coach Guillermo Vecchio al final del cotejo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios