Magallanes consigue victoria número once

Los Navegantes del Magallanes defendieron la ventaja conseguida en el tercer episodio, gracias a un racimo de tres anotaciones, para imponerse 3-2 a los Caribes de Anzoátegui y sellar su victoria once de la campaña en partido desarrollado en el Alfonso “Chico” Carrasquel.

En un desafío de poco bateo y en el que Mario Lisson, líder jonronero del circuito, apenas conectó un sencillo, Magallanes sacó la mejor, apoyado en el buen trabajo del relevo, que, salvo el caso de Amalio Díaz, contuvo a la toletería rival cuando amenazaba con una remontada.

La tropa de Luis Sojo marcó sus tres rayitas en el tercero y disparó seis de sus ocho indiscutibles en ese primer tercio, mientras que Anzoátegui, luego de varias amenazas, finalmente carburó en el séptimo para anotar un par de anotaciones, pero no fue suficiente para voltear la historia.

Por Magallanes abrió el experimentado zurdo Gustavo Chacín, quien, en gran trabajo, lanzó cinco entradas en blanco para acreditarse su primera victoria del campeonato.

En contraparte, Ramón Ramírez, aunque tuvo una actuación aceptable, permitió el trío de marcas del conjunto bucanero para cargar con su primer descalabro del torneo.

Ramírez confrontó problemas en las dos primeras entradas, en ambos casos con dos hombres en circulación, pero se las arregló para salir del problema. No pasó lo mismo en el tercero, cuando recibió hasta cuatro hits y Magallanes aprovechó para colocarse 3-0. La entrada la comenzó Lisson con un sencillo al centro, mientras que Eliézer Alfonso lo imitó con cohete por la misma zona. Llegó, entonces, el turno del importado Allen Dykstra, un valioso bateador que respondió con otro indiscutible para traer la primera anotación. El otro par de anotaciones llegó por la cuenta del paracorto Wilfredo Tovar –uno de lo que se graduó este año en las mayores- tras conectar imparable con hombres en posición anotadora.

Magallanes, con un Chacín agigantado, manejó la ventaja 3-0 hasta el séptimo capítulo, pero el blanqueo se terminó con un estacazo de cuatro esquinas de Niuman Romero que llegó sin hombres en base. Era el séptimo hit de la tribu, pero apenas la primera rayita. La segunda carrera fue producto de un doble de Gorkys Hernández, secundado por un error de dos bases del jardinero derecho de Magallanes.

Tras el parpadeo, el relevo de Magallanes apretó y preservó la ventaja.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios