Sigue la inconsistencia en Cardenales

Cardenales de Lara tuvo la oportunidad de iniciar la semana a medio juego de la clasificación, pero la defensa falló en el choque del domingo frente a las Águilas del Zulia y se desperdició una buena actuación del cuerpo de lanzadores de la novena roja.

Hay que dar crédito a la gran actuación del zurdo dominicano César Valdez, quien se encargó de maniatar a la ofensiva larense durante los primeros seis tramos. En el séptimo le ligaron tres imparables consecutivos, uno de ellos impulsor de la primera rayita que partió del madero de Jesús Montero.

La salida del experimentado siniestro fue una buena noticia para la ofensiva del manager Pedro Grifol. Tras seis tramos, sólo Paulo Orlando había descifrado las serpentinas de Valdez, con su imparable al centro en el cuarto episodio.

Pero el estratega de los pájaros rojos tomó la decisión de tocar la bola con el quinto bate, Nick Buss, quien no pudo ejecutar y el corredor de la intermedia fue forzado en la antesala. Acto seguido, fallaron Oswaldo Navarro y Hernán Iribarren con ponche y rodado al cuadro de forma respectiva.

Un inning que pintaba para mucho más, terminó con una sola anotación. Luego se crecieron los cuatro tiradores que desfilaron por el montículo (José Guánchez, Daryl Maday, Silvino Bracho y Hassan Peña) y Cardenales, en lugar de amanecer a medio juego del quinto lugar de la tabla, se despegó a dos y medio de la clasificación.

Es la primera semana que la tropa guara juega para .500, después de ganar tres compromisos y perder otros tres. Lara dividió en las tres series frente a Bravos de Margarita, Caribes de Anzoátegui y Águilas del Zulia.

La inconsistencia sigue presente. Cuando parece que el equipo levanta en el costado ofensivo, falla la defensa, mientras el bullpen luce en un compromiso y al siguiente vuelve a decaer.

La cuarta semana inició con una división de honores frente a la novena insular en el estadio Nueva Esparta. El martes vencieron a Bravos con marcador de 4-2, apoyados en sencillos productores de Paulo Orlando y Robert Pérez en la parte alta del noveno inning.

En la siguiente jornada, los locales tomaron revancha y se llevaron la victoria con marcador de 8-2, en cotejo donde Dan Rosenbaum fue el verdugo de la tropa crepuscular con seis entradas en blanco.

El jueves, el torrencial aguacero que azotó la ciudad de Barquisimeto evitó que se cumpliera el primer compromiso frente a Caribes, situación que obligó la programación de una doble tanda para el día siguiente.

Las cosas no arrancaron bien en esa doble cartelera, después que en el primer juego el bullpen rojo no pudo contener el ataque de Caribes, equipo que contó con la producción de los últimos cuatro bateadores del lineup, quienes se combinaron para impulsar siete de las ocho anotaciones conseguidas por el equipo.

En el choque de segunda hora, Cardenales logró una gran victoria, al venir de atrás y dejar en el terreno a la novena anzoateguiense, con un tablazo de dos esquinas que partió del bate de Anderson De La Rosa.

La conexión del receptor llevó dos carreras a la registradora, lo que le permitió a la ofensiva de casa darle la vuelta a la pizarra.

Para el fin de semana, el equipo fue igual de contrastante. El sábado la ofensiva se desató a batear, con un ataque de 15 indiscutibles para imponerse con pizarra de 13 carreras a 5 en el estadio Luis Aparicio frente a Águilas del Zulia.

Jesús Montero, Nick Buss y Anderson De La Rosa lograron triplicar, mientras Joc Pederson y Gabriel Noriega sonaron par de indiscutibles cada uno para liderar la ofensiva.

En el último choque, también frente a los rapaces, César Valdez neutralizó el lineup para mantener al conjunto larense en el foso de la clasificación, con foja de siete triunfos y 14 reveces.

Merecido homenaje

Este martes 5 de noviembre Cardenales de Lara celebrará la primera de dos ceremonias donde se les rendirá honor a grandes figuras de la organización. Los números de Luis Sojo y Edwin Hurtado serán retirados en el equipo donde vivieron los mejores años de sus carreras.

Sojo, máximo líder histórico del equipo con su número 8, y Hurtado uno de los lanzadores más dominantes que haya vestido la camiseta crepuscular con el 38, engalanarán mañana el campo del estadio Antonio Herrera Gutiérrez previo al juego frente a Bravos de Margarita.

El acto de Giovanni Carrara, Alexis Infante y Tom Evans se realizará en el mes de diciembre.

En otras notas, el fin de semana anterior arribó al país el derecho Scott Patterson, quien viene a finalizar su rehabilitación y de estar en condiciones se evaluará su incorporación al equipo. Para este lunes se espera la llegada del lanzador colombiano Sugar Ray Marimon. El derecho es ficha de los Reales de Kansas City y viene en principio a formar parte de la rotación. Se unirá al equipo en Caracas y hará el viaje a Puerto La Cruz.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios