Agricultores dispuestos a tomar las calles

FOTO:JUAN CARLOS PEREZ ROMANO

En una reunión de directiva ampliada de la Confederación de Asociaciones de productores Agropecuarios (Fedeagro), llevada a cabo en Quíbor, municipio Jiménez, los representantes de los diferentes rubros que se producen en el país evaluaron realizar más acciones de calle en por los menos los 15 estados agrícolas, con la intención de que el Gobierno Nacional entienda la crisis por la cual está atravesando el sector y cómo influye en el desarrollo económico de Venezuela.

Ampliar la convocatoria del tractorazo a más entidades y no sólo en Portuguesa, Barinas y Guárico como se había planteado desde un principio para el 5 de octubre, integrar a los ganaderos y demás gremios productores para acciones de calle y que las asociaciones andinas apoyen las movilizaciones, fueron algunas de las peticiones que hicieron diferentes integrantes de la directiva, en exigencia de precios acorde a los costos de producción y no continúen trabajando a pérdidas.

El presidente de Fedeagro, Antonio Pestana, informó que en el ciclo de invierno 2014 obligaron a los agricultores a perder 16.67% en maíz blanco, 28.57% en maíz amarillo y 3.37% en arroz. El ciclo siguiente de verano 2014 – 2015 el arroz fue sometido a una pérdida de 42.55%, con un costo de 14 bolívares, pero el Gobierno fijó un precio de 8 bolívares.

Criticó que dispongan de grandes cantidades de dinero para los productores de afuera, mientras que a los de Venezuela los limitan a pesar de que son quienes potencian la economía del país. “Lamentablemente en el proceso de importaciones hay mucho oportunismo”.

Pestana afirmó que se han entregado diversas propuestas al Ejecutivo y hoy en día, cuando se inicia el ciclo de cosecha de cereales, que son los rubros de mayor área de siembra en el país, al no ver acciones concretas se ven en la necesidad de reclamar mayor ingresos.

“Se nos ha puesto una especie de camisa de fuerza al pretender que se trabaje con unos costos de producción que en su mayoría están dolarizados y al paralelo. Es imposible sostener una producción”, dijo José Ricardo Álvarez, presidente de la Federación Nacional de Cañicultores, quien aclara que no se trata sólo de unos nuevos precios de la caña de azúcar y demás rubros, sino del manejo adecuado de la agricultura ya que considera no ha existido una verdadera política coherente que se mantengan en el tiempo.

En el caso de la producción del café, hace dos años era cercana al millón de quintal en todo el país, en el 2014 debido a enfermedades y la falta de asistencia cayó en más del 50% y este año es similar porque los productores no se sienten motivados, manifestó Diolegdi Páez, directora de café de Fedeagro. Dijo que sólo están respondiendo al 30% del consumo nacional que alcanza los 2.200 quintales.

Según las evaluaciones hechas por el gremio, los precios acordes a la inflación estarían alrededor de los 18 mil bolívares por quintal de café más la rentabilidad sumarían un aproximado de 20 millones de bolívares el quintal, que según Páez es debido a los incrementos de todo los agroquímicos, fertilizantes, mano de obra y el transporte. El Estado mantiene un precio de 5.040 bolívares por quintal.

Los representantes de los gremios esperarán cuáles serán los nuevos precios que anuncie el Gobierno para los rubros y después de allí dependerá las acciones a seguir.

Lea también:

Sector productor exige política de precios justos

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios