Ante condicionantes del Gobierno: Misión de la OIT que arribaría a Venezuela suspendió su visita

Juan B. Salas | Foto: O. Azuaje |

Ante la negativa del Gobierno venezolano, de permitir que la Comisión Especial de la Organización Internacional el Trabajo (OIT), que arribaría el 29 de enero al país, para comprobar las violaciones a los convenios suscritos con esa organización, se reuniera con sindicatos independientes y empresarios, la OIT suspendió la visita.

La información fue confirmada por el presidente de Fedecámaras, organización que es la responsable de las denuncias de violaciones del Gobierno ante la OIT, Carlos Larrazábal González, quien indicó que esta situación, podría conducir a que la OIT decida enviar una Comisión de Encuesta, que es la máxima sanción que puede imponer la organización mundial de defensa de los trabajadores.

-En efecto la Misión de la OIT que arribaría a Venezuela el 29 de enero, con una agenda ya pautada del lunes 29 hasta el jueves 1º de febrero, suspendió su visita, en vista de que el Gobierno nacional no quiso aceptar que los representantes de la Misión se reunieran con los sindicatos independientes, de todas las tendencias de sindicalistas independientes que propuso el sector sindical independiente, y que tampoco se reuniera con factores de las fuerzas vivas de la sociedad que propuso Fedecámaras y que están vinculadas a la queja-, afirma el líder del empresariado nacional.

Explica que esta queja está contenida en la demanda que introdujo Fedecámaras al gobierno venezolano, en el marco de la OIT y en el artículo 26 de Reglamento constitutivo de la Organización, donde se denunció la violación de varios convenios como el de la determinación del salario mínimo, el de las libertades sindicales, y el convenio que está vinculado con los ataques a los líderes gremiales y sindicales.

-Nosotros propusimos que se reunieran con el Gobierno nacional, pero que también oyeran a otras organizaciones para que emitieran su opinión, es decir que no fuera oída únicamente la opinión de Fedecámaras. El Gobierno se opuso y eso determinó que la OIT y los miembros de la Misión, llegaran a la conclusión de que no estaban dadas las condiciones para que se realizara una investigación razonable-, señala Larrazábal González.

Explicó que esto ahora es un tema que se lleva a la consideración del Consejo de Administración de la OIT, a celebrarse en la segunda quincena de marzo, y se determinará en función de esa negativa del Gobierno a permitir que la Misión cumpliera su función, se evaluará si se aplica o no, la Comisión de Encuesta que tiene la OIT contra los países miembros.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios