Denuncia AN Venezuela paga 30$ de sobreprecio por caja del CLAP

Sammy Paola Martínez | Foto: Archivo |

Importar de México una caja con los productos que entrega el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) le costaría a cada venezolano $12,44 , no obstante, el testaferro de Tareck El Aissami, Samark López Bello, la vende a la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) en $42.

Tras varios meses de búsqueda, la Comisión Especial de la Asamblea Nacional que investiga las irregularidades de esta nueva modalidad del Gobierno, determinó que la compañía Postar Intertade Limited, propiedad de López Bello, ha recibido en 2017 una ganancia “ilícita” de $138 millones por el sobreprecio de siete millones de cajas.

El diputado al Legislativo y miembro de esta comisión, Carlos Paparoni, explicó que Postar cancela a proveedores mexicanos $22,74 por un conjunto de productos que en realidad tienen un costo de $12,44. Destaca que para el embarque de 581 mil cajas a Venezuela, se canceló por concepto de seguro $25 millones 473 mil, es decir, $44 por unidad.  Esto justificó que la venta al Estado se registrara en $42.

“Haber enviado las siete millones de cajas, nos hubiese costado $87 millones. Con los $206 millones de sobreprecio total, habríamos enviado el cuádruple de cajas. Pero si tuviera productos venezolanos, tendríamos 41 millones de cajas y no las siete que se importaron (…) Para el periodo de enero-junio 2017, estimamos que la ganancia ilícita fue de 138 millones 460 mil dólares”, detalló.

VOS, otra empresa mexicana, presenta entre su gama de productos el aceite vegetal por $1, pero Postar le pagó $1,55. La cuenta real por la compra de varios artículos fue de $5 millones 878 mil, y lo declarado superó los $7 millones. “Pagó un millón de más en una factura. Qué negocios tendrán con esas empresas y cuántos beneficiados hay”, cuestionó.

La investigación detalla que la empresa “fantasma” opera en Veracruz (México) por contar con almacenes suficientes, mientras que en Barbados tiene el domicilio fiscal “para aprovecharse de las leyes de confidencialidad corporativa de esa isla”. No manejan personal fijo, son contratados según la cantidad de cajas requeridas y las transacciones con los proveedores se realizan gracias al Safra Bank, una entidad acusada por lavado de dinero.

Samark López Bello, según Paparoni, es el responsable de una fracción de las políticas del CLAP, ya que existen otras compañías, cuyos dueños están vinculados al Gobierno, que importan con un sobreprecio similar.

“En Venezuela también se comete este abuso. Lo que debería costar 10 mil bolívares según el señor Freddy Bernal, se vende entre 15 y 17 mil bolívares, y no son productos nacionales. Siete de 10 que consumen los venezolanos son importados. Primera vez en nuestra historia. Los CLAP se crearon a propósito. Son un modelo para la ineficiencia y la corrupción, que lejos de resolver la crisis, afianza la problemática del hambre. La utilizan para hacer negocio”, indicó.

Para conocer mayores detalles de estas irregularidades, la Comisión invitará a comparecer al director de distribución, Freddy Bernal; al ministro de Alimentación, Rodolfo Marco Torres; al superintendente nacional, William Contreras; al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López; a la presidente de Casa, Jenny González; al presidente del Seniat, José David Cabello, y al presidente de Bolipuertos, mayor general Efraín Velasco.

Además enviará a la Fiscalía el informe de la investigación, a fin de que se determinen las responsabilidades penales.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios