Estado, empresas y sociedad afectados con el ajuste subvaluado de la UT

Juan B. Salas | Foto: Archivo |

La Unidad Tributaria no se ajustó de acuerdo a la dinámica de la economía real, por cuanto se desconocen los indicadores del Índice Nacional de Precios al Consumidor, que emite el Banco Central de Venezuela, aseguró el abogado especialista en Derecho Tributario, Aurelio Gil Arias.

Advirtió que en esta oportunidad no se respetó el marco jurídico y legal establecido en el Código Orgánico Tributario, específicamente en su artículo 131 numeral 15, que establece que anualmente se debe ajustar la UT de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor publicado por el BCV y, previa aprobación de la Comisión Permanente Finanzas de la Asamblea Nacional.

-En tal sentido en un análisis estadístico que se hizo en los últimos nueve años, se ha ajustado la UT en solo 18 % anual, sin tomar en cuenta, por ejemplo que en el año 2013 la inflación fue de 56 %, 2014 fue de 66 %, en el 2015 fue de 180,9 % y en este período la UT se ajustó solo en 18 % en promedio-, afirmó.

Destaca que los especialistas estuvieron haciendo cuentas acerca del ajuste de este año, y se han encontrado con la sorpresa que la UT pasó de 177 a 300 bolívares, un incremento de 69,7 %.

-Este año es atípico, no tenemos los valores del INPC, publicados por el BCV, violentando su propia Ley y violentando lo que se establece a nivel de Constitución en los artículos 316 y 320 que indican que deben publicarse los índices todos los meses-, afirmó.

Recordó que este ajuste de la UT fue hecho después del 15 de febrero, es decir fuera del plazo; se violentó el marco legal jurídico, no se cumplió con lo establecido en el Código Orgánico Tributario y además se hizo sin tomar en cuenta el INPC los cuales no han sido publicados.

-Entonces tenemos que apelar a cifras no oficiales establecidas por más de 100 economistas que estiman la inflación del año 2016 entre 500 % y 600 %, si se toma en cuenta que la inflación tuvo una variación en el 2015 de 180,9 % y en el 2016 una variación de 600 %, observamos que el valor de la UT está subestimado, lo cual repercute en los ingresos, tanto para el Estado como para el contribuyente; Cuando se ajusta la UT los trabajadores que tienen relación de dependencia, no se alegran porque saben que esto tiene una relación directa con la inflación; en cuanto a las empresas, específicamente las pequeñas y medianas, repercute en sus estructuras de costos, sobre todo en el renglón de mano de obra directa-, señala.

Refiere asimismo el impacto en el caso de trámites ante registros mercantiles, subalternos, notarias, pasaportes, licencias, se registra un incremento considerable porque se calculan en función de la Unidad Tributaria.

-Lo cierto es que con este ajuste de la UT hay repercusión, nada positiva tanto para la sociedad civil, como para las empresas y para el Estado, todos no somos beneficiados, producto de que no se ajusta la Unidad Tributaria, de acuerdo a la dinámica de la economía real-, dijo Gil Arias en Globovisión.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios