Factores productivos y gobierno deben buscar las salidas a la crisis

Juan B. Salas | Foto: Oswaldo Azuaje |

Hoy más que nunca se impone rescatar el diálogo social tripartito, de manera que los factores de la producción como son los trabajadores y los empresarios, conjuntamente con el gobierno, dialoguen y busquen la solución a los problemas que aquejan a la economía en general y en particular, el sector del comercio y los servicios.

El planteamiento lo hizo la presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, al ser consultada en torno a las expectativas que tiene, al asumir las riendas del sector terciario de la economía.

-Debemos sentarnos Gobierno, trabajadores y empleadores, a discutir cuáles son las políticas adecuadas para que se pueda solventar la situación que actualmente atraviesa el país, específicamente en el ámbito laboral-.

Ratifica que el panorama en el sector es bastante complejo, la industria nacional está produciendo a un 35 % de su capacidad instalada y las importaciones se han reducido ya que es la figura que ha venido aplicando el Ejecutivo, para poder hacer frente a sus obligaciones financieras, lo cual se ha agudizado tras los hechos irregulares, que no tienen nada que ver con el derecho que tiene el pueblo a manifestar pacíficamente, sino con los hechos vandálicos que se han presentado en varias zonas del país y que han dejado muchos comercios afectados y con dificultades para reabrir, advirtiendo que algunas de estas situaciones han sido con “anuencia de algunas autoridades”.

Como presidenta del sector del comercio y los servicios, hizo un llamado a las autoridades a que reconozcan que su principal obligación es garantizar la defensa de los venezolanos y sus bienes.

Indicó que estos hechos sumados a la poca demanda y oferta, y a un posible congelamiento de precios anunciado por el Presidente de la República, la lleva a preguntarse ¿de dónde van a sacar los comerciantes para cubrir el aumento aprobado o cualquier otro incremento?.

-No es que no queramos cancelar lo que el trabajador esta reclamando, porque merece esto y mucho más, pero nosotros no estamos produciendo para poder atender estas nuevas obligaciones-precisó.

La nueva presidenta de Consecomercio dijo en Globovisión, que la acumulación de todos estos factores traerá como consecuencia, no sólo el cierre de muchas empresas, sino que las que logren mantenerse van a tener que reducir los puestos de trabajo que tienen.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios