Fedeagro tiene como preocupación fundamental salvar año agrícola 2016

Juan B. Salas | Archivo |

Dadas las condiciones apremiantes, Fedeagro declara como su preocupación fundamental en estos momentos: “Salvar el año agrícola 2016, por lo que este representa en el abastecimiento nacional y su incidencia en aportes calóricos y proteicos en la dieta del Venezolano”, siendo esta una de las principales conclusiones de su Asamblea Anual que realizó entre el 26 y 27 de abril, en Yaracuy.

Antonio Pestana, presidente de la organización gremial se refirió al impacto inflacionario, el desabastecimiento de alimentos, advirtiendo que la producción agrícola se ha vuelto muy costos y no ha garantía en el suministro de los agroinsumos, repuestos y equipos necesarios y además no hay incentivos para la siembra.

Precisó que se ha hecho norma sembrar a ciegas, sin conocimiento previo de cómo se va a remunerar al productor, afirmando que la política de regulación de precios ha sido una de las más grandes limitantes de la producción nacional.

Se refirió asimismo al impacto negativo del clima sobre la producción y la intervención de tierras privadas, la inseguridad personal y de bienes, la impunidad sobre los hechos delictivos, las ventajas ofrecidas para las importaciones agroalimentarias, sobre la producción nacional, entre otras, como fctores que afectan la agricultura..

Recomendaciones

La Asamblea concluyó con la “Declaración de San Felipe” insistiendo en los siguientes puntos planteados ya en diferentes instancias del Ejecutivo, Asamblea Nacional y en el Consejo Nacional de Economía Productiva, donde participa Fedeagro activamente como representantes del Motor Agroalimentario:

-Reincorporar a los proveedores privados de insumos, asignándoles las divisas necesarias para continuar participando en las importaciones y apoyo a la producción nacional; inyectar US$ 1.000 millones de las reservas internacionales al sistema agroalimentario nacional; honrar compromisos con proveedores internacionales, mediante Bonos Soberanos; importar de inmediato los repuestos necesarios y acompañarlo de un 10% de implementos agrícolas; pagar a los productores de arroz, maíz y caña de azúcar alrededor del 20% del subsidio prometido y aprobado.

Asimismo proponen, definir una política de formación de precios internos que minimice el riesgo de desestimular la producción interna; cubrir las necesidades de maquinaria, repuestos y equipos, honrando los recursos aprobados en las subastas de Cencoex; actuar de manera decidida y contundente contra las invasiones a predios agrícolas, que aún se mantienen en ejes productivos de primera importancia en el país; crear un Consejo Nacional de Importaciones Agrícolas que establezca balances de oferta y demanda de cada rubro y oriente sobre la calidad, cantidad y oportunidad de dichas importaciones, no coincidentes con las épocas de zafra nacional y recomiendan a los Gobiernos Nacional y Regionales actuar decididamente sobre los grupos delictivos que actúan impunemente en el campo venezolano.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios