Ferreteros sobreviven con inventarios mermados

Rosmir Sivira | Fotos:Stiven Valecillos |
protesta en hidrolara. 23/12/2016 fot: stiven valecillos

La merma productiva nacional y la caída de las importaciones al país han sido dos factores destructores de sectores comerciales. Acudir a un establecimiento, se ha convertido en una visita a un espacio con anaqueles vacíos, donde “No hay” es la frase más repetida.

Ocurre al visitar una ferretería, lugar en el que no se encuentra la acería o el cemento, artículos elementales en su oferta, que además son de producción nacional. Tampoco cuentan en su stock con materiales o equipos traídos del exterior.

La pérdida continua de los inventarios, ha sido un mal que el sector no ha tenido medios para detener, por lo cual al cierre de 2016, presentan cifras críticas.

Al respecto, Álvaro Entralgo, presidente de la Cámara de Ferreteros de Lara y expresidente de la Cámara de Comercio en la entidad, señaló que la imposición deGobierno, de vender a precios por debajo de los calculados por el sector, significa una fuerte descapitalización.

Subrayó que la mayoría de los negocios ferreteros dependen de la importación. No obstante, con la inflación y el alza del dólar (oficial y libre), la reposición de inventario se hace cada vez más compleja. ¿Cómo vender algo importado, si en enero o febrero tendrá un precio tres veces mayor?, es la pregunta del sector.

-Estamos perdiendo inventario. El control de precios, la caída productiva y las importaciones menguadas, nos afectan de sobremanera.

Detalló que el sector ha perdido más del 50 % de sus inventarios, tanto de productos importados como los adquiridos en bolívares, situación que podría continuar durante el 2017.

El nerviosismo de la colectividad, generado por la fluctuación de la divisa libre y alza en los precios, ha hecho que comerciantes y distribuidores sientan temor en vender. No saben si al regresar el 15 de enero, tras el periplo de la Divina Pastora, puedan reponer los productos para continuar el ciclo de venta.

Primer trimestre de 2017

Un número importante de establecimientos del ramo tomaron vacaciones colectivas en Navidad, a partir del 15 de noviembre, a fin de registrar menor pérdidas. Sin embargo, el panorama para el 2017 es incierto, ya que las dificultades estarán a la orden del día.

-Nos encontraremos con nuevas cotizaciones y muy probablemente con nueva tasa de dólar, oficial y libre. No sabemos si podremos reponer inventario.

En este sentid Entralgo se preguntó cómo es posible recuperar el dólar invertido en mercancía vendida en Venezuela, si eGobierno no da garantías para adquirir la divisa. “Sólo tenemos la alternativa del dólar libre y su valor es elevado”.

Escasez e inflación son probablemente los dos signos de dificultad que caractericen el 2017. No obstante, el cierre de negocios “jamás” ha sido una alternativa para el sector. Esta decisión no beneficiará a comerciantes, público ni al mismGobierno.

Distribuidores golpeado

En materia de importación, expresó que quienes son directamente afectados son los distribuidores, ya que se importará mercancía en la medida de las posibilidades.

-No entra mercancía al país porque es sumamente difícil importar. El dólar libre es costoso, bien sea que indique su valor una página, con la que no estamos de acuerdo, o porque el valor de la mercancía lo ponga el tenedor.

Destacó que el 90 % de la mercancía del sector es netamente importada, lo cual incluye maquinarias.

Asimismo, calificó el escenario actual como “una espiral inflacionaria, muy fuerte, cuyo efectos se harán sentir con mayor crudeza en 2017”.

Subrayó que los mayoristas importan las piezas a dólar libre, por lo que cada vez compran menos de lo esperado.

Pérdidas importantes

Durante el 2016 el sector perdió parte importante de su inventario, el cual fue menguando por vender sólo con el 30 % de ganancia y, posteriormente, recibir incrementos inflacionarios mayores.

-Si teníamos 50 tanques de agua para vender, al recoger los nuevos precios, sólo pudimos comprar 15… Se perdió el poder adquisitivo de los ciudadanos y el nuestro, porque la inflación nos arró.

Entralgo acotó que no es el sector privado quien ejerce guerra económica en el país. Por el contrario, intentan mantenerse activos y ser un sector productivo, generador de empleo y pagador de impuestos.

Subrayó que la renuncia voluntaria de los empleados, motivado a los salarios insuficientes, también los ha afectado, ya que han perdido mano de obra calificada.

El presidente de la Cámara Ferretera de Lara, subrayó la posibilidad de que al regreso de las actividades cuenten con menos trabajador.

Acotó que en la actualidad, la mayoría de negocios laboran con familiares.

Inspecciones al comercio

Al igual que los inventarios y las ventas, las inspecciones de organismos públicos como la Superintendencia de Precios Justos (Sundee) también redujeron.

-Este año los controles han sido férreos en comercios de alimentos… Pero quizás eso es así, porque somos un sector que ya está muy deprimido. Realmente no hay mucho qué revisar. Pensamos que las fiscalizaciones no han sido rigurosas.

Sólo mantenimientos y reposición

El representante del gremio, indicó que han registrado caídas en las veas de los pocos materiales para construcción con los que cuentan. El intercambio comercial se centró durante el 2016 en artículos para el mantenimiento de hogares.

-Lo que más o menos hemos vendido ha sido pintura, porque han llegado algunos despachos medianamente surtidos, ya que las fábricas han recibido las materias primas importadas… Pero la venta de materiales de construcción ha sido baja, porque al calcular presupuestos para cualquier obra, por pequeña que sea, no todos los pueden costear.

Entralgo agregó que pocas personas se acercaron a los establecimientos para solicitar presupuestos.

“En materia de acería sólo tuvimos cabillas de ba y mediana denominación, las cuales se emplean para remodelación. Los larenses han intentado realizar algunos arreglos a sus viviendas, pero los costos, son igualmente elevados”, expresó el comerciante, quien también subrayó que la adquisición de materias de construcción, por parte del público, se ha vuelto difícil, motivado a la inflación y devaluación de la moneda, más que por el incremento en los costos.

Sobre la poca materia prima y los nuevos precios del mercado, recordó que las industrias de producción y trasformación del país, también deben honrar compromisos con sus trabajadores, al igual que el sector comercio.

Consejos comunales en el por medio

El presidente de la Cámara Ferretera en el estado, también expresó que la recepción de cemeno para la venta fue limitada, en especial porque parte importante de la producción fue destinada a los consejo comunales.

-Nosotros hemos realizado numerosos pedidos a la planta, pero aún no hemos recibido el cemento. Ha sido muy difícil.

Subrayó que durante el año se ofertaron otros materiales para pegar bloques y estructuras y para frisado, pero también ha sido de inventario muy limitado.

Diciembre atípico

Entralgo indicó que la actual temporada decembrin ha sido de “días turbulentos y extraños”.
-Parece de todo menos diciembre. La inflación nos asfixia, tenemos inventarios muy mermados y las pocas ventas nos impiden hablar de productividad.

En opinión del comerciante la situación es y ha sido compleja durante todo el año.
“Los pocos comerciantes que trajeron mercancía para poder vender, porque Miguel Pérez Abad (exvicepresidente del área económica) dijo que importáramos con pulmón propio, se encontró 15 días después con una fuerte devaluación… Ya no saben si vender o no o de qué manera hacerlo sin que eso represente la imposibilidad de reposición”, comentó Entralgo, quien recordó que días atrás la Superintendencia de Precios Justos, obligó al comercio en Caracas a aplicar fuertes descuentos, que representaron pérdidas, situación que igualmente genera nerviosismo en el sector.

Cumplimiento con su deber

Durante el 2016, el sector también debió enfrentar otras decisiones del gobierno, como los incrementos salariales, los cuales subrayó Entralgo, el sector ha cumplido puntualmente, aunque con dificultades.

Dijo no contar con cifras exactas sobre el cierre de establecimiento de este tipo. Sin embargo, acotó que el panorama es de ferreterías cerradas y de negocios con poca mercancía.

Su recomendación como comerciante es no adquirir divisas sino se requieren, a fin de no estimular el alza de la tasa. Subrayó que adquirir o desprenderse de productos con la actual fluctuación del dólar, sino se requieren con urgencia, representa un gran riesgo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios