Fetrabanca: Diferir vigencia de reconversión evitará confusión e incertidumbre 

  Juan B. Salas | Foto: Archivo |

Un aplazamiento de la entrada en vigencia del nuevo cono monetario, propone la Federación de Trabajadores Bancarios (Fetrabanca), como altamente recomendable, por considerar que ello facilitaría a las entidades bancarias adecuar su plataforma tecnológica a los exigentes requerimientos de una medida de esta naturaleza. Evitando al mismo tiempo que solamente se genere un efecto visual, además de su carácter transitorio.

Estiman que se impone aplicar una serie de medidas estructurales en forma urgente, como mecanismo para controlar y vencer los elevados índices de inflación que afectan a toda la población, y que hace añicos los sueldos y salarios de los diversos sectores de la comunidad nacional contribuyendo así a un empobrecimiento general.

Advierten que una ventaja de dicho aplazamiento, estaría dada por la necesidad de otorgar un plazo razonable a las entidades bancarias que les permita adecuar eficazmente los procesos operativos y tecnológicos que amerita esta decisión. La última reconversión monetaria –que data de hace diez años- se efectuó en un período de 10 meses, lo cual facilitó en un tiempo razonable que el BCV distribuyera con eficiencia las nuevas piezas monetarias a través de las diferentes zonas del país; labores preparatorias que en esta ocasión dudamos que se pueda realizar con éxito en el período de 45 días que nos separa de su implementación.

No reducirá la hiperinflación

La organización gremial bancaria considera igualmente, que este proceso va más allá de la simple eliminación de tres ceros a los precios de los productos e ingresos salariales, y que dicha medida en sí mismo no tendrá incidencia alguna en el  problema de fondo: los actuales índices de hiperinflación que agobian a la población en general.

Advierte la Federación, que un hecho adicional a tomar en cuenta, es que ello ocurre en momentos en que la comunidad confronta una crisis sostenida, en el suministro de efectivo para atender los compromisos que impone la vida diaria.

Como se sabe, la restricción cambiara ha llevado asimismo a una dramática distorsión con respecto a la disposición de dólares en el mercado, contribuyendo así a la depreciación acelerada de nuestro signo monetario. Si seguimos con el actual esquema cambiario podríamos enfrentar a corto plazo la desaparición del bolívar.

Corralito financiero de hecho

Señala Fetrabanca, que en la práctica, las instituciones bancarias aplican un “corralito financiero” no declarado, promovido por el poco efectivo que envía el Banco Central de Venezuela a dichas entidades. Esta escasez de efectivo se agudizará cada día más si no se aplican los correctivos necesarios para enfrentar la galopante inflación. En este mismo sentido, el Ejecutivo Nacional debe controlar la emisión de billetes sin ningún tipo de respaldo ya que ello contribuye a generar una mayor espiral  inflacionaria.

Ratifican que todos estos factores, conducen a la institución gremial a  hacer un llamado al Gobierno Nacional, para que revise o difiera la implementación de esta medida, ya que a nuestro juicio puede incidir en forma negativa en los distintos procesos y etapas de la operatividad bancaria y financiera, lo cual se traducirá en confusión y mayor incertidumbre en la población, señala finalmente la representación  sindical del sector.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios