Industria podría registrar caída del 30% en sus actividades por apagones en bloques

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

Bloques de cortes programados, también llamados “cortes eléctricos”, podrían representar una caída en la producción industrial del 30%, lo que se suma a la “ya golpeada situación del sector”.

Tal aseveración fue realizada por Mohamed Husseim, miembro del directorio de la Cámara de Industriales de Lara, quien aseveró que en las empresas de producción continua la pérdida sería mayor.

“El problema no es solamente de sequía, sino que las termoeléctricas no funcionan, a pesar del dinero invertido”, por lo que manifestó que se trataría de una crisis que se pudo evitar.

Por su parte, Giorgio Reni Casas, presidente de la Cámara en Lara, acotó que bajo estas condiciones deberán mantener los gastos fijos de producciones aún menores, lo que significaría que los costos de estas serían mayores a los actuales, sumado a variables como inflación y escasez.

Asimismo, subrayó, que al contabilizar la pérdida de horas de producción se deben sumar 30 minutos antes del corte y 30 minutos después de este, en cada suspensión del servicio eléctrico, debido a que las empresas, a fin de proteger sus equipos, deberán cumplir con protocolos de apagado y arranque de las maquinarias.

-Podría decirse que sería un día o día y medio menos de producción, por el hecho de que se perderían las mañanas y tardes de la semana.

Luis Marín, también miembro de la directiva de la cámara en la entidad, aseveró que esta medida no sólo representará menor producción para la quinta Zona Industrial más importante del país, sino menos productos para el país.

Industria en Barquisimeto

Husseim recordó que en Barquisimeto el sector industrial no representa más de 15% del consumo eléctrico. En tal sentido, apuntó que la medida más que solucionar un problema agravará las condiciones de la industria a futuro.

Dijo que “dado que el sector industrial es el de menor consumo y vistas las necesidades productivas del país, se debió excluir del plan de racionamiento o al menos no en iguales condiciones que otros”.

Manifestó que igualmente se pudo haber ajustado al sector industrial en un horario como el de la 12:00m a 4:00 am y no rotativo.

Husseim indicó que en algunos sectores productivos de Lara la programación del racionamiento no se cumplió según lo esperado durante el primer día, bien fuese porque no se suspendió la energía o porque se hizo inesperadamente.

Productividad limitada

Reni Casas recordó que seis meses atrás se hablaba de una producción promedio nacional de 48% sobre la capacidad instalada de las empresas y que en reciente encuesta realizada por la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) el mismo ítem bajó a 43%, motivado a las múltiples limitantes que atraviesa el sector. Apuntó, por tanto, que esta medida de racionamiento eléctrico, afectará aún más a la industria.

Subrayó que la afección es a toda la industria y al comercio en general. En este sentido, apuntó que el corte de luz no sólo impide el funcionamiento de una máquina de producción, sino también del mensajero que no puede realizar sus operaciones en el banco, del transporte que queda varado en las colas por el no funcionamiento de los semáforos y otras actividades.

“Es un retardo en todos los niveles de la vida diaria”, comentó

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios