Juan Pablo Olalquiaga: Si no hay un cambio político la crisis se profundizará

Juan B. Salas | Foto: O. Azuaje |
JUAN PABLO OLALQUIAGA UNAS 1.018 EMPORESAS INDUSTRIALES CERRAIAN EN EL 2018 SI NO CAMBIAN FECHA 05/12/2017 FOTO CORTESIA 06/12/2017 PAG A5

Durante el 2018 en el sector industrial venezolano, lo que vamos a ver si no hay un cambio de rumbo, es más empresas descapitalizándose, produciendo menos, contratando menos y siendo menos capaces de producir los bienes que los venezolanos requieren para su subsistencia cotidiana y como consecuencia de ello, seguiremos viendo más desplazados.

El dramático escenario lo expone el presidente de la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, quien advierte que este es el futuro que tiene Venezuela, hasta tanto no se produzca el cambio político tan necesario que el país reclama.

Por otra parte, en torno al inicio de operaciones del nuevo Dicom, Olalquiaga señala, que al escuchar las declaraciones del Vicepresidente anunciando quiénes son los que van a aportar las divisas para alimentar este nuevo mecanismo, su primera conclusión es “que no tiene idea de lo que está hablando”.

-Las posibilidades que tienen las empresas, distintas a las petroleras para poder aportar al sistema de bandas, es muy remoto; la posibilidad de que haya remesas que participen en este proceso, también es muy remoto y que la banca, que en Venezuela está totalmente descapitalizada, pueda participar de una manera que sea significativa, también es muy difícil, de manera que solo podrían participar las empresas petroleras extranjeras que estaban obligadas a vender sus divisas a 10 Bs/$ al Banco Central y que ahora podrán colocar sus divisas a una tasa distinta, porque ellos son los verdaderos exportadores en Venezuela, así que se ven obligadas a convertir en bolívares todas las necesidades que tienen, entonces tenían que utilizar muchos dólares para obtener pocos bolívares, ahora podrán utilizar pocos dólares para obtener más bolívares, aseguró.

Estima Olalquiaga que el tema de las divisas es muy importante para Venezuela, porque para producir se requiere importar las materias primas, recordando que en este momento casi todo lo que se consume en el país es importado, ya que los venezolanos estamos produciendo muy poco de lo que estamos consumiendo.

-De manera que para que se pueda construir nuevamente un parque industrial en Venezuela, que verdaderamente genere puestos de trabajo, que son fundamentales, el tema de las divisas es importante, pero también hay otros muchos temas que tambien lo son, asegura Olalquiaga.

Consultado en torno a la eliminación del dólar preferencial de 10 Bs/$, el presidente de Conindustria estima que cualquier tasa de cambio, que no sea la de mercado, atenta contra la producción nacional, por cuanto si está sobrevaluada con respecto a la tasa de mercado, lo que hace es privilegiar las importaciones, cuando se tiene para ser manejada exclusivamente por el Estado lo que se tiene es la corrupción de manera que una tasa de cambio que no tiene ningún equilibrio en la realidad, solo se utiliza para la adquisición de las bolsas CLAP, que al final del día no es más que un mecanismo de control político.

Una tasa de cambio de libre convertibilidad

Advierte que al país lo que le conviene es tener una sola tasa de cambio, que sea de libre convertibilidad, es decir que cualquier ciudadano pueda vender o comprar dólares o la moneda que se desee, en cualquier entidad bancaria y que esa tasa de cambio sea el reflejo de la oferta y la demanda y de que el país tenga capacidad exportadora, en cantidades suficientes para poderlo alimentar.

-En este momento ocurre que no hay suficiente capacidad exportadora, mientras que la demanda, la necesidad de divisas es muy grande, y ello se debe a que se han dejado de producir muchas cosas, y como ejemplo te pongo el caso de las resinas plásticas, Venezuela siempre fue un productor de polietileno, prolipropileno y PVC a través de la petroquímica y esta empresa estaba montada en forma tal que cubría toda la demanda nacional y además tenía una capacidad exportadora importante, pero esto se fue deformando a través de mantener los precios regulados, lo que hizo que la petroquímica fuera perdiendo plata, y la capacidad exportadora fue utilizada por el Ejecutivo para hacer exportaciones propias, y al final la petroquímica quebró y hoy en día hay que importar resinas plásticas, y la diferencia de precios para un transformador, es importante, hasta el año pasado se cotizaba a 1.500 Bs/kg y en este momento se cotiza a 400 mil Bs/kg-, afirmó Olalquiaga en entrevista radial.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios