Marino González: “Cada día de hiperinflación, es un día de destrucción” #02Jul

Juan B. Salas | Foto: Archivo |

Cada día de hiperinflación que vive el país, es un día de destrucción, de allí que
el primer gran desafio tiene que ver con el reconocimiento de la profundidad de
la crisis que está viviendo Venezuela y que se expresa en la hipérinflación,
asegura Marino González, profesor de Política Públicas en la Universidad
Simón Bolivar.

El especialista estará participando este martes en el Gran Encuentro
Empresarial, que se celebra en el marco de la LXXIV Asamblea Anual de
Fedecámaramas, que se instaló este lunes en la sede del organismo empresarial,
con la particiación de dirigentes procedentes de todo el país.

Destacó que al comenzar el mes de julio, Venezuela ya entra en un peródo
ocho meses de hiperinflación, advirtiendo que es necesario asumir que cada día
de hiperinflación es un día de destrucción, no solamente económica, porque
este problema lo venía afrontando el país desde hace algún tiempo, sino que
también implica la destrucción desde el punto de vista social, como nunca lo
habíamos tenido en Venezuela, porque la hiperinflación venezolana es la
segunda del siglo XXI en el mundo y es, si los pronósticos se cumplen,
Veneszuela tendría la hiperinflación la segunda más elevada del mundo y la
más grande en la historia de América Lattina.

“El primer desafió es llamar la atención de que cada día que pase sin que se
tomen las medidas adecuadas para evitar las complicaciones que está teniendo
la hiperinflación, es un día de mayor destrucción del país. La experiencia
internacional indica que un país con las características que tiene Venezuela,
especialmente en el área de políticas públicas que se han implementado en las
ultimas dos décadas, deste proceso de hiperinflación tienden a prolongarse, no
son de fácil resolución e insisto en que cada días, cada mes que pase en el cual
se produzca este deterioro, las condiciones en las cuales las personas viven, se
van a complicar mucho más”.

Advierte que el segundo desafío, es que para resolver este primer problema, el
cual es de grandes dinensiones, las decisiones que se tomen, en el momento en
que se puedan tomar y que exista un gobierno que reconoca la profundidad de
este proceso, las decisiones que se tomen deben convocar a una Veneuela
completamente diferente a la que conocemos, porque la solución no va a ser
solamente a través de cambios en la política económica, en la política social..

 

“Para que el país pueda tener una situación diferentes y que podamos aprender
de todo este desastre que hemos tenido en los últimos tiempos, necesitamos una
meta, un desafío que iene que ver con el tipo de sociedad que
queremos tener en los próximos años, y eso implica como reto, como desafío,
el construir una sociedad del conocimiento, múcho más productiva, que esté
basada en la capacidad de generar talento, conocimiento o que se utilice, si se
genera en Venezuela y que se pueda exportar en términos de lo que debemos
diversificar en nuestra producción”, asegura.

Programa de estabilización

Asegura que para superar la crisis, Venezuela necesita un programa de
estabilización económica, totalmente contrario a las políticas que se han
aplicado hasta ahora, con reconocimiento a la propiedad, muchos recursos para
lo que significa el pago de las deudas por medicamentos, alimentos, para
restablecer los mecanismos productivos, para sanear el déficit de los servicios
públicos y estamos hablando de cantidades que podrían estar entre US$ 50.000
y US$ 100.000 millones.

“Si Venezuela no tien e un programa de estas características, es muy poco
probable que se puedan solucionar la cantidad de problemas que se han
acumulado, y esto implica medidas de liberación de la economía, desde el
punto de vista de los controles, de las tasas de cambios, de las posibilidades de
importar y de exportar, es decir un cambio completo en la condución de la
política económica, para que tenga efectos de corto plazo”, aseguró Marino
González en Fedecámaras radio.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios