Pdte de Fedenaga: Las expropiaciones que se intentan hoy son un adelanto de la Constituyente

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

Ninguna amenaza parece desvanecer el deseo de cambio. Tras diez años de fuertes limitaciones económicas (ausencia de divisas para importación de maquinarias y repuestos, falta de semillas y agroinsumos entre otros), que hacen que el sector agroproductivo hoy atienda sólo el 30 % del consumo nacional, luego de una larga historia de autoabastecimiento en rubros como arroz y café, agricultores y ganaderos salen a la calle y se pronuncian contra la ruptura del hilo constitucional y el llamado a Asamblea Nacional Constituyente.

Líderes de sectores económicos, como Carlos Odoardo Albornoz, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), toman la batuta en esta agenda de malestar social y se expresan sobre las calamidades del sector,  que se traducen en desabastecimiento y hambre.

El llamado  ha sido  atendido pero, en respuesta, el pasado 26 de junio el Gobierno nacional, a través de Instituto Nacional de Tierras (INTI), hizo público el inicio del “rescate autónomo de tierras  del Fundo La Golgota”, de 831 hectáreas, propiedad del presidente de Fedenaga.

La decisión se basa en una supuesta ociosidad. El viceministro  de Tierras, José Ávila, publicó en su cuenta Twitter que el rescate se hace “pa’ ponerlo a  producir”.

Albornoz y Fedenaga, con respaldo de otras instituciones y apoyados en material audiovisual y cifras, han alegado que La Golgota produce 3.000 vasos de leche al día y 34 millones de arepas al año. En el lugar laboran 40 venezolanos.

Sin embargo, el Gobierno no se ha retractado en la medida, descrita por sectores económicos como “política”.

 

Productiva en momentos de crisis

Instituciones como Fedenaga y la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), han denunciado que los productores agrícolas de Venezuela se han quedado sin semillas, agroinsumos, alimento balanceado y medicina veterinaria para laborar, entonces, ¿Tiene justificación o no la caída productiva? ¿Cuándo se habla de ociosidad?

Carlos Odoardo Albornoz comentó que la situación productiva de La Golgota es distinta a otras tierras,  por tanto, no significa que por el mismo escenario atraviesen demás fincas en Venezuela.

“Gracias a Dios, nosotros tenemos una asociación base, Asogama, que nos presta el apoyo como productores agropecuarios… Pero los productores que no están agrupados o no cuentan con la organización de base que tienen algunos gremios a nivel nacional se han encontrado con una situación aún más difícil”, aseveró.

La siembra de maíz que Albornoz ha mostrado en sus redes sociales, a través de videos, como prueba de que la Golgota es productiva, se logró con insumos rezagados de 2016. No obstante, no todos los agricultores han corrido con la misma suerte.

Al consultarle entonces cuáles son las condiciones del hato ganadero nacional (número de animales), apuntó que la situación general se resume en la diminución en más de un tercio en los últimos ocho años.

En otros rubros como maíz blanco Venezuela era autosuficiente. Sin embargo, la producción actual, sumadas las cosechas de maíz blanco y amarillo de los dos ciclos, es insuficiente para atender la demanda por consumo humano nacional. El consumo animal, destinado a la producción de alimento balanceado (incluye soya), para producción de huevos, cerdos, pollo, leche y otros,  no es atendido.

Otra triste realidad es la producción de hortalizas, que también registra una profunda caída.

En arroz solo el 21 %  ha sido sembrado a fin de cubrir la demanda nacional.

La pregunta que se formula Albornoz es: ¿Qué comerán los venezolanos durante el primer trimestre de 2018? Si a esto se suma el limitado manejo de dólares para la importación de alimentos, el escenarios es lamentable.

Aseveró que la problemática agraria no será resuelta sin reglas del juego     claras.

Una compleja situación, en la que además se ataca la propiedad privada y no existe respeto a leyes ni instituciones. En medio de una crisis institucional, considera el presidente de Fedenaga, será complejo construir la Venezuela deseada.

 

Expropiaciones de Chávez y Maduro

Al comparar los escenarios  de país, entre la oleada de expropiaciones regida por el fallecido presidente Hugo Chávez y la reciente amenaza dirigida contra Albornoz, de recuperación de la finca de su propiedad por supuesta ociosidad,  el ganadero manifestó que en esta oportunidad solo en 48 horas se reunió todo el sector agroproductivo venezolano a propósito de pronunciarse por arbitrariedades como la citada.

El presidente de Fedenaga se refiere al encuentro ocurrido el  30 de junio en Chaguarama,  Guárico,  al cual asistieron las representaciones de Fedeagro, Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), Federación de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela (Fesoca), Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Federación Venezolana de Asociaciones de Productores de Arroz (Fevearroz), Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Carora (Asocrica), Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebu) y otros tanto.

El sector agroproductivo se concentró en esta reunión para hacer un llamado masivo en rechazo a la violación a la propiedad privada y otros atropellos de ley  que se comenten.

Vale destacar que en la reunión en su apoyo, se hicieron presentes 19 estados venezolanos.

El presidente de Fedenaga, igualmente reconoció y agradeció el apoyo recibido por la población rural de Guárico que rodea la Golgota. “A pesar de todas las dificultades, hemos vivido momentos muy hermosos porque hemos recibido no sólo el apoyo de la gente de nuestro sector, sino también de la región”.

Resaltó que en esta oportunidad la población rural no se ha hecho cargo de expropiaciones ni de abuso a la propiedad privada, a  diferencia de la atmósfera de expropiaciones liderada por Chávez, cuando las personas “salían a invadir y se hacían eco de ese proceder que tanto daño ha hecho al sector agroproductivo y alimentario”.

 

Expropiaciones de ahora

Respecto al significado que podrían tener en la actualidad las expropiaciones, con base en los niveles productivos venezolanos, expresó: Las expropiaciones que se intentan hoy son un adelanto de  la Constituyente que pretenden imponer el 30 de julio.

Al consultarle si el sector siente temor, respondió: “Solo a Cristo, todo poderoso”.

Aseveró que “ningún hombre cae por la boca de otro” y que el sector no siente ni sentirá miedo; lo han demostrado.  “Más allá de lo que ocurra con nuestros predios, debemos luchar por una Venezuela libre. Por allí no nos podrán doblegar”.

Dijo estar “parado” sobre una Constitución que defenderán no sólo como ciudadanos, sino también como instituciones del campo.

El ganadero afirma que harán lo que sea necesario.

Al consultarle si esto incluye apegarse al posible llamado a huelga nacional que ha sido propuesto de representantes de sectores políticos y laboristas, manifestó que “Venezuela está parada de hecho”. Sin embargo, no cree que se deba someter al venezolano a más penas y calamidades,  por lo que se inclinaría por una propuesta constructiva.

Recordó que los venezolanos gozan del derecho a la manifestación y existen diversas expresiones y formas para hacerlo.

Pidió a los ganaderos y agricultores no tener duda de que los venezolanos tendrán una Venezuela libre.  “Lucharemos por ella, cueste lo que nos cueste”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios