#PulsoEmpresarial Estudio muestra que latinoamericanos son conscientes de la importancia de proteger datos personales y realizar transacciones seguras

Un estudio realizado recientemente por Mastercard en Latinoamérica, arrojó que casi la mitad de los consumidores (48%) siente que proteger su información financiera se vea comprometida es algo tan complejo como aprender a hacer cirugías cerebrales. A pesar de ello, la mayoría de los encuestados (93%) están dispuestos a tomar las medidas necesarias para proteger su información financiera.

El pensamiento y el comportamiento humanos no siempre se alinean. Lamentablemente, muchos individuos adoptan comportamientos peligrosos que ponen en riesgo su información financiera: 62% raramente, si acaso, cambia las contraseñas de sus cuentas en línea. Lo que resulta más alentador, menos de la mitad (39%) sigue verificando su información personal en lugares públicos.

La buena noticia es que el sondeo también arrojó que los latinoamericanos están listos para adoptar nuevos pagos electrónicos. Una aplastante mayoría de consumidores latinoamericanos está lista para probar nuevas tecnologías: 9 de cada 10 latinoamericanos (90%), están dispuestos a tomar las medidas necesarias para incorporar nuevas tecnologías de pago, tales como biométricas, apps digitales o métodos de pago sin contacto. Hay una demanda alta de pagos sin contacto, con un 77% de encuestados que desean que todos los negocios y tiendas les permitan hacer el pago sin contacto, y más de la mitad (65%) de los consumidores hace sus compras utilizando los pagos digitales a través de las aplicaciones o sitios web desde sus teléfonos celulares. El estudio muestra, además, que el uso de tarjetas con chip (50%) supera al del efectivo (34%) como método de pago preferido.

“Los encuestados, a pesar de tener un gran conocimiento sobre la importancia de proteger sus datos personales y realizar transacciones seguras en línea, siguen teniendo comportamientos riesgosos, tales como no cambiar sus contraseñas o verificar su información confidencial en línea en lugares públicos”, afirma Patricio Hernández vicepresidente senior de procesamiento para MasterCard en Latinoamérica y el Caribe.  “Los consumidores tienen altos niveles de aceptación de las nuevas tecnologías (tarjetas de chip y sin contacto, métodos biométricos de detección de huellas dactilares y reconocimiento de voz, entre otros); y estas tecnologías con seguridad ayudarán a luchar proactivamente contra los peligros detectados”, agregó.

Mastercard te ofrece los siguientes consejos para proteger tu información financiera:

  1. Crea contraseñas poderosas: Las contraseñas fuertes son complejas, con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Cambia tu contraseña al menos una vez al año. Utiliza diferentes contraseñas para diferentes fines y asegúrate de contar con los medios necesarios para recuperarlas, tales como una cuenta de correo electrónico aparte.
  2. Compra en comercios reconocidos: El auge del comercio electrónico hace que comprar sea más práctico que nunca, pero solo debes comprar a través de sitios web de confianza.
  3. Utiliza tarjetas con chip: Las tarjetas con chip ofrecen muchos beneficios; entre los principales se encuentran la reducción del fraude, y la realización de transacciones más seguras. Si todavía no tienes tu tarjeta con chip, solicítala en tu banco o unión de crédito.
  4. Verifica tus extractos: Al revisar los extractos de tu tarjeta, sabrás si se procesó alguna compra no autorizada. Suscríbete a los extractos en línea/electrónicos y verifícalos con regularidad. Al encontrar compras inusuales o no autorizadas, comunícate de inmediato con tu banco. El número del servicio de atención al cliente aparece siempre en el reverso de las tarjetas de crédito o débito.
  5. Mantente alejado de las estafas: No abras links o archivos adjuntos en correos electrónicos que provengan de fuentes desconocidas, y no compartas los datos de tu tarjeta de crédito o información personal (contraseñas, fecha de nacimiento, número del seguro social) a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos, mensajes de texto o de redes sociales que no hayas solicitado. Si llegaste a suministrar los datos de tu tarjeta de crédito y luego observas movimientos sospechosos, comunícate con tu banco. En ningún momento Mastercard, ni otro banco o red de pago de buena reputación, llamará directamente a un cliente para pedir información personal.
  6. Viaja seguro: Utiliza tu tarjeta de crédito mientras estés de viaje; evita llevar grandes cantidades de efectivo. Conserva los recibos de las compras que hagas con tu tarjeta de crédito y verifica que no haya nada inesperado cuando regreses a casa. Considera comunicarte con tu banco con antelación para notificar que saldrás de viaje.
PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios