#FitnessIMP Para conseguir el cuerpo que deseas también debes descansar ¡Sí, descansar!

Así, para obtener los resultados que esperas, no es necesario que te mates entrenando los 365 días del año. El descanso es parte fundamental de tus rutinas de entrenamiento, pues debes dejar que tu cuerpo se adapte a los cambios y permitirle a tus músculos recuperarse del arduo trabajo.

Sin embargo, no estamos hablando de un descanso en el que rompas todas las reglas, el problema que tienen muchas personas al iniciarse en el mundo del fitness es no saber exactamente qué hacer los días de descanso, estos son algunos de los errores más comunes ¡Que no te pasen a ti!

#1 “¿Qué es un día de descanso?

Si te excedes con el entrenamiento y no descansas terminarás lesionándote y destruyendo tu resistencia, te costará mucho trabajo continuar entrenándote siguiendo ese ritmo.

#2  Carbohidratos, muchos carbohidratos

Es totalmente recomendable consumir carbohidratos en tus días de entrenamientos, después de todo es la “gasolina” que requiere nuestro cuerpo para realizar nuestras rutinas, pero si consumimos las mismas cantidades en nuestros días de descanso, ¡lo estamos haciendo mal! Lo que no quemes, se convertirá en grasa ¡Cuidado!

#3 Inmovilizar tus músculos adoloridos 

¡No lo hagas! Aunque duela, debes mantener tus músculos, al menos, en funcionamiento normal. Luego de una ardua sesión de ejercicios ciertas partes de tu cuerpo tenderán a dolerte y “engarrotarse”. Es recomendable que masajees esas zonas y las mantengas en movimiento, sino el músculo se recuperará de la manera equivocada y perderás tu progreso.

#4 Dormir, todo el día, a toda hora, en cualquier lugar

A pesar de que te encuentres agotado, debes mantener tus horas de sueño como siempre. Si tienes una dieta balanceada y dejas el tiempo suficiente para hacer el resto de tus actividades y luego descansar, no estarás agotado todo el día y podrás dormir solo cuando de verdad lo requieras.

#5 Tomas el ascensor hasta para subir al primer piso

¿De verdad? El hecho de haber entrenado duro el día anterior no te da licencia para ser un perezoso al día siguiente. Los expertos recomiendan que realicemos “algo” de actividad física, así sea leve, para que cuando regresemos a nuestra rutina, no sintamos una gran diferencia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios