#FitnessIMP ¿Sabías por qué las mujeres ganan peso más rápido que los hombres?

Las mujeres no solo ganan peso más rápido que los hombres sino que pierden peso más lento, muchas de ustedes desearían que esto fuese un mito, pero lamento decirles que no. La razón es porque las mujeres necesitan tener mayores reservas de energía, lo que implica mayor almacenamiento de grasa para necesidades fisiológicas y para cuando van a tener un bebé.

Entonces, ¿por qué esta gran diferencia entre la mujer y el hombre?

En primer lugar las mujeres tienen más células grasas que los hombres (adipocitos), no solo eso sino que son más grandes.

Por otra parte, las mujeres tienen más enzimas que ayudan a que los adipocitos se almacenen en forma de grasa mientras que los hombres tienen más enzimas que ayudan a metabolizar o ‘’quemar’’ grasa.

Cuando hablamos de hormonas nos encontramos con el estrógeno en las mujeres la cual envía la grasa para almacenarse con facilidad en tejidos, es decir, en todo el cuerpo como muslos, busto, brazos, lo que se conoce como obesidad en forma de pera o ginecoide. En los hombres predomina la progesterona la cual envía la grasa extra a la región abdominal, conocida como obesidad en forma de manzana o androide.

Es importante recalcar que como la mujer no posee casi masa muscular y cuesta aumentarla, es importante que realice ejercicios de pesas con mancuernas y combinado con ejercicios cardiovasculares, es un mito de que si la mujer realiza ejercicios con mancuernas la grasa se endurece, te invito a probar.

Si hablamos del famoso metabolismo las mujeres tienen el metabolismo más lento, mientras que los hombres tienen más masa muscular, lo que mejora la ‘’quema de calorías’’.

Mis recomendaciones para ti son las siguientes:

  • Conoce tu cuerpo: Él está formado por diferentes tejidos (músculos, grasa, huesos, vísceras) y líquidos. Por lo tanto, cuando pienses en reducir el peso debes considerar la reducción de tejido graso. Es muy importante que conozcas tu composición corporal para conocer si realmente necesitas reducir tu peso corporal o si este peso se debe a que tienes una gran proporción de músculos, debido a que no es lo mismo tener un peso de 70 kg y 10% de grasa (7 kg de tejido graso) que pesar 70 kg y 20 % de grasa (14 kg de tejido graso).
  1. Fíjate objetivos realistas: Todo el mundo quiere perder peso rápido, pero si lo ganaste en 6 meses no lo pretendas perder en 6 días. Una reducción de peso rápida sólo se produce a través de la pérdida de líquidos. Este peso lo recuperas rápidamente. Para perder grasa efectivamente una tasa de pérdida de peso aceptable es de alrededor de 1% del peso actual (700g./semana para una persona de 70kg).
  2. Menos calorías. Las reservas de grasa del cuerpo se reducen cuando existe un déficit de energía (calorías). Para perder 1/2 kg de grasa corporal efectivamente se necesita un consumir menos de lo que has venido consumiendo este tiempo, para eso lo ideal es asesorarte y tener tu plan de alimentación personalizado.
  3. Mantén los carbohidratos: Debes continuar consumiendo carbohidratos en proporciones adecuadas, estos llenan tus músculos de combustible para que puedas realizar ejercicio. Manteniendo su consumo te sentirás más enérgico, te recuperarás más rápido, reducirás la ansiedad y tendrás menos riesgo de sobre entrenarte.
  4. Suficientes proteínas: El ejercicio eleva los requerimientos de proteínas y además necesitas mantener tu masa muscular. Incluye porciones de alimentos ricos en proteínas y bajos en grasa (queso blanco, yogurt descremado, carne magra, pollo, pescado, etc.) en cada comida combinados con los otros alimentos.
  5. El tamaño cuenta. Una de las formas más efectivas de disminuir las calorías consumidas consiste en reducir el tamaño de las porciones. Por ejemplo, sí antes consumías 2 sándwich en el desayuno, ahora consume sólo uno (120 calorías menos), si consumías 4 tazas de pasta, consume sólo 1 (480 calorías menos) y así sucesivamente.
  6. Evita la sudoración profusa: Quizás tratarás de aumentar la sudoración durante el ejercicio mediante el uso de trajes plásticos, papel envoplast o entrenando en medios calurosos. Sin embargo, todo el peso perdido con este método es prácticamente 100% sudor, es decir fluidos (agua corporal, electrolitos) y no grasa, ya que la grasa no se derrite con estas prácticas, y a lo que llegarías es a deshidratarte.

8.El Peso: Esconde ese peso que tienes en casa. No es necesario estar pesándote a cada rato. El peso varía según la hora, si estas menstruando o si acabas de comer. Con tu nutricionista mantén una fecha de pesaje y verás más entusiasmo con mejores resultados.

  1. Vigila la composición de tu cuerpo: Muchas veces no se reduce el peso corporal, aunque haya reducción de grasas, porque se aumenta la masa muscular. En estos casos la balanza no nos puede ayudar y es necesario re-evaluar tu composición corporal por un especialista. Una forma muy práctica de ver si perdiste grasa o no es midiéndote ropa, si el pantalón que no te quedaba hace un mes lo sientes mejor que la última vez, o perdiste talla pues has logrado bajar de grasa.
  2. Hidrátate lo necesario: Si estas entrenando tu requerimiento hídrico aumentará. No es necesario consumir 3 Litros de agua al día si no pierdes por sudor. Recordemos que el cuerpo es agua básicamente y si ingerimos más de lo que debemos podemos tener problemas como la retención de líquidos.
PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios