Bolsonaro evoluciona favorablemente y agresor fue trasladado #8Sep

AP | AP |

En un clima de conmoción tras el ataque que sufrió el jueves, el candidato presidencial Jair Bolsonaro evolucionaba favorablemente en un hospital en São Paulo, según el parte médico reportado el sábado por la mañana. El diputado de ultraderecha está “consciente y en buenas condiciones clínicas” internado en la Unidad de Terapia Intensiva.

“Se mantiene el tratamiento clínico con buena evolución, sin necesidad de procedimiento hasta el momento. Bolsonaro será trasladado hoy de la cama a un sofá”, reza el parte.

Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, apuñaló a Bolsonaro el jueves durante un mitin de campaña en Juiz de Fora, una ciudad a 200 kilómetros de Río de Janeiro.

El hombre, quien quedó preso inmediatamente en una unidad de la Policía Federal de la misma ciudad, fue trasladado esta mañana a un presidio federal de máxima seguridad en Campo Grande, en el estado de Mato Grosso del Sur.

Según confirmaron fuentes del servicio penitenciario al sitio G1, el agresor quedará aislado, en un área destinada a presos colaboradores de la justicia y reos cuya integridad física está en riesgo.

Todavía se desconocen las motivaciones del ataque. En un video tomado por la Policía minutos después del arresto, el agresor dijo haber actuado por cuenta propia y “en nombre de Dios”.

Bolsonaro sufrió daño intestinal y una hemorragia interna grave que comprometió seriamente su vida, dijo uno de los cirujanos que lo operó en Juiz de Fora, pero ya se recupera favorablemente.

En las últimas horas, el candidato recibió la visita los pastores Silas Malafaia y Magno Malta, quien además es senador. Además, mantiene la constante compañía de sus hijos en el hospital.

“Mi padre sigue evolucionando y comenzó ahora con fisioterapia. Gracias a todos por la fuerza y las oraciones”, tuiteó este mediodía Flavio, hijo y candidato a senador por Río de Janeiro. Además publicó una foto en la que aparece su padre sentado en una silla, imitando dos armas con las manos.

Si bien no existen indicios de que el ataque a Bolsonaro haya sido planificado o haya tenido alguna motivación política, en el entorno del ex capitán del ejército denuncian a la izquierda y a sectores vinculados con el Partido de los Trabajadores (PT) por la agresión.

“Quieren decir que era un lobo solitario, un caso aislado… no. Como mínimo era una persona de izquierda con mucho odio en el corazón”, dijo ayer Eduardo Bolsonaro, otro de los hijos del candidato y también diputado federal.

Distintos asesores, pastores y empresarios cercanos al candidato han intentado politizar el ataque y resaltan que el agresor estuvo afiliado en el pasado al Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en Minas Gerais. El PSOL, al igual que la mayoría de los partidos políticos y candidatos a presidente, rápidamente repudió el ataque y pidió celeridad en las investigaciones.

El ministro de Seguridad Pública Raúl Jungmann señaló el viernes que tres personas están siendo investigadas por la agresión. Si bien dijo que las informaciones disponibles permitían pensar en que Adelio Bispo actuó como un “lobo solitario”, añadió que otras dos personas, de quienes se desconoce la identidad, son investigadas.

El ataque a Bolsonaro conmocionó a Brasil y añadió más interrogantes al imprevisible desenlace de la elección presidencial. Bolsonaro, líder en las encuestas sin el ex presidente Lula da Silva -juzgado ya inelegible por el Supremo Tribunal-, pudo haber dado por concluida su campaña proselitista.

Cuando falta exactamente un mes para la primera vuelta, el 7 de octubre, el diputado ultraderechista deberá quedar internado en el hospital una semana más y el postoperatorio limitaría sus actividades en la calle. En su entorno, esperan concentrar la campaña en las redes sociales.

Después de un día de interrupción en la campaña en solidaridad a Bolsonaro, los candidatos presidenciales reanudaron sus actividades.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios