Capo mexicano recibía cocaína de Venezuela con ayuda de militares

Un capo de un cártel mexicano detenido desde 2010 aseguró en un testimonio judicial que recibía en el aeropuerto de Toluca (centro) cargamentos de cocaína enviados desde Maracaibo (Venezuela) con la complicidad de jefes policiales mexicanos y generales venezolanos, publica este miércoles el diario Reforma.
Sergio Villarreal Barragán (“El Grande”) dijo que varios cargamentos de más de tres toneladas fueron despachados en 2007 desde Maracaibo “con conocimiento de diversos generales del Ejército venezolano y también de ‘El turco’, un narcotraficante de Venezuela al parecer pariente de Hugo Chávez”, según el testimonio publicado por el diario que tuvo acceso al expediente.
La fiscalía mexicana indicó que no podía confirmar o desmentir lo publicado, por tratarse de un material sometido a reserva judicial.
“El Grande” fue detenido en septiembre de 2010 en Puebla, a 133 km de la capital, cuando disputaba el control del cártel de los hermanos Beltrán Leyva y tras su arresto se convirtió en testigo protegido.
Su testimonio es actualmente usado en un proceso contra cuatro generales del Ejército mexicano investigados por vínculos con esa organización.
Según su declaración, los hermanos Beltrán Leyva importaban la cocaína en los aviones provenientes de Maracaibo que hacían escala regularmente para cargar combustible en el balneario de Cancún sobre el Caribe y luego volaban hacia Toluca, a 67 km de la capital mexicana.
“El Grande” dijo que se pagaban sobornos de 900.000 dólares a policías federales, personal técnico y administrativo de los aeropuertos, responsables de aduanas y de la torre de control, entre otros.
En esa época los hermanos Beltrán Leyva mantenían una alianza con Joaquín “Chapo” Guzmán, el capo más buscado en México y Estados Unidos.
Ese cartel recibió un duro golpe en diciembre de 2009, cuando Arturo Beltrán, el mayor del clan y líder de la organización fue abatido por el Ejército mexicano.

Foto archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios