Investigan las dimensiones asociadas al éxito académico de estudiantes

La investigadora Cecira Briceño Chacoa afirma que el uso de la tecnología, como estrategia del conocimiento y la información, es concebida como una herramienta fundamental que optimiza el proceso de adquisición del conocimiento.

A través de su Educación Politécnica, la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (Unexpo) ha logrado egresar a miles de ingenieros con una formación integral de alta calidad científica y humanística. Sus dimensiones institucionales tecnológicas y personales han permitido el éxito académico de sus egresados y estudiantes de ingeniería.

Este éxito se traduce en progreso para nuestro país, ya que la Unexpo capacita profesionales en las diferentes especialidades de la ingeniería, con excelencia educativa, quienes con sus conocimientos y experiencias contribuyen al desarrollo nacional.

Exitosa investigación

Se trata de un constructo psicológico que ha sido objeto de reflexión y debate en la literatura especializada, desde distintas posturas teóricas. Sin embargo, en la actualidad, no se aprecian suficientes investigaciones que reflejen en el contexto universitario, la visión de sus estudiantes sobre este fenómeno, que dé cuenta acerca de cómo lo definen y contribuyen a su logro.

En tal sentido, la psicóloga Cecira Briceño Chacoa, docente universitaria y egresada del Doctorado en Educación (Convenio UCLA/ UPEL/ Unexpo), realizó una interesante investigación titulada Dimensiones institucionales, tecnológicas y personales asociadas al Éxito Académico en estudiantes de ingeniería: Caso Unexpo-Barquisimeto. Su objetivo fue indagar el pensamiento de los estudiantes de ingeniería del Vicerrectorado Barquisimeto de la Unexpo y aproximarse a las estructuras cognitivas y emocionales sobre cómo perciben y cómo construyen su éxito académico. La finalidad: derivar una aproximación teórica emergente.

Se abordó la realidad desde el enfoque cualitativo mediante el método etnográfico. Los informantes claves se seleccionaron intencionalmente y ese grupo estuvo conformado por estudiantes del Vicerrectorado Barquisimeto de la Unexpo de diferentes especialidades y géneros; cursantes del décimo semestre y con excelente índice académico. En la recolección de información se utilizaron la entrevista en profundidad y el análisis documental; empleándose la triangulación para comparar los discursos de estos actores.

¿Qué es éxito académico?

En esta investigación, el éxito académico es percibido como una capacidad equilibrada y autorregulada entre los resultados académicos, las metas establecidas y el nivel de satisfacción ejercido en su propio logro. Se produce cuando existe el logro de la meta en el tiempo ajustado para ello y satisfacción por el resultado obtenido, descrito “como un producto” con connotaciones absolutas y relativas. Las primeras, comienzan desde un indicador general (calificaciones); luego, se integran el esfuerzo y la aplicabilidad del conocimiento (demostrar lo aprendido).

Características de estudiantes exitosos de la Unexpo

La licenciada Briceño Chacoa señala que en los estudiantes de ingeniería con éxito académico, destaca un marcado equilibrio entre las habilidades personales y las destrezas cognitivas. Se acepta la inteligencia como un factor que coadyuva al rendimiento favorable, sin menoscabo de los atributos de personalidad, entre los que destacan: constancia, esfuerzo y compromiso.

Además poseen expectativas favorables hacia sí mismo y la presencia de fortalezas personales, tales como responsabilidad, organización y disciplina. Asimismo resaltan por una alta capacidad de autoeficacia y un alto sentido de resiliencia, observada en su actitud constructiva y recuperativa hacia las adversidades personales y académicas vivenciadas por ellos.

La familia como agente modelador del éxito

Explica la psicóloga que entre los actores sociales que participaron en esta investigación destacaron a la familia, como un agente indiscutible del éxito académico. El apoyo familiar percibido se identifica como un elemento propulsor insustituible y efectivo, encargado de favorecer un conjunto de estrategias motivacionales, afectivas y sociales que contribuyen a la formación de estudiantes exitosos.

El contexto familiar se conecta con un conjunto de pensamientos inherentes al tema de compromiso con la tarea, deseos de superación, excelencia y valoración de las ejecuciones propias. Cultiva y refuerza las creencias de autoeficacia y modelamiento positivo. Al respecto, cita a Bandura, quien refiere que los modelos significativos son aquellos que impactan favorablemente en la estructura psicocognitiva del observador, generando de manera voluntaria patrones de imitación.

La tecnología y el éxito académico en estudiantes

Briceño Chacoa afirma que el uso de la tecnología, como estrategia del conocimiento y la información, es concebida como una herramienta fundamental que optimiza el proceso de adquisición del conocimiento. La tecnología posibilita que dificultades como libros no actualizados (realidad de la mayoría de las universidades venezolanas), no sea obstáculo en el proceso de adquisición de conocimiento.

Por lo tanto es categorizada como una aliada, cuyos usos se asocian con las diferentes modalidades existentes, y persiguen un mismo fin: favorecer y potenciar el proceso de adquisición de conocimientos. Genera admiración y reconocimiento entre los informantes como una herramienta importante y fundamental, viabiliza un proceso de equidad en el conocimiento que fortalezca la conciencia tecnológica.

La Institución: ¿Un espacio coadyuvante del éxito académico?

En términos institucionales, la investigadora afirma que el Vicerrectorado Barquisimeto de la Unexpo se caracteriza por generar dicotomía afectiva entre los actores sociales de este estudio: se derivan emociones encontradas por la continua relación entre debilidades y fortalezas que emergen ante el proceso de descripción institucional.
Se reflejan afectos positivos asociados con alta admiración y agradecimiento por el apoyo recibido en su formación profesional y personal, paralelo a una significativa percepción de abandono por parte de la institución en viabilizar su permanencia estudiantil, lo cual genera, en este tipo de estudiantes, la implementación de estrategias propias de sobrevivencia.

– De igual manera, y reafirmando los antagonismos que se derivan de la percepción institucional, la universidad se conceptualiza como lugar de entrenamiento desde la perspectiva actitudinal, con lo que se evidencia de manera implícita una aceptación de lo que sucede en ese contexto, justificada en el sentido de que es así para propiciar habilidades formativas. El entrenamiento está representado por el reto de trabajar bajo presión, identificada como una fortaleza; y el poder cumplir la tarea con excelentes resultados. Finalmente, las dificultades aparecen concebidas como estrategia de aprendizaje.

El docente como mediador del conocimiento

En el mismo orden de ideas, Briceño Chacoa indica que se establece una diferencia entre las habilidades personales/sociales del docente y su rol como mediador del conocimiento. En este sentido, “se evidencia que los estudiantes le atribuyen mayor reconocimiento a las habilidades socioafectivas que al conocimiento como tal, reafirmando de esta forma que en los seres humanos los procesos afectivos se sobreponen a los procesos cognitivos”.

La educación que merecemos

En esta investigación se propone que se hace necesario fortalecer en los estudiantes de ingeniería del Vicerrectorado Barquisimeto de la Unexpo las competencias actitudinales, así como las habilidades psicológicas asociadas a la potenciación de los rasgos de personalidad coadyuvantes al éxito académico.

“El docente que queremos y que se adecúa al contexto de esta institución politécnica debe promover el reforzamiento en habilidades personales asociadas al éxito académico, tales como disciplina, responsabilidad y proactividad. Así como habilidades cognitivas centradas en el aprendizaje de estrategias inherentes a la productividad en el proceso de adquisición del conocimiento; permitiendo el desarrollo del pensamiento lógico-formal, analítico y crítico a través del análisis, reflexión y transferencia del conocimiento”.

En cuanto a los cambios institucionales que el Vicerrectorado Barquisimeto de la Unexpo requiere en los actuales momentos, la investigación concluye que se hace necesario que esta institución se constituya en un verdadero aliado de los actores protagónicos que participan en el proceso educativo y asuma su rol activo en la mediación de procesos inherentes al bienestar subjetivo de sus estudiantes, espíritu de reingeniería y altas creencias de autoeficacia.

Finalmente, agrega la investigadora, la conciencia hacia las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), debe ser incorporada activamente, como una impostergable preocupación institucional. Especialmente bajo la sustentada consideración que éstas aportan a las condiciones de desarrollo en el sistema educativo y de manera particular a la Educación Superior una valía insustituible. “Aún más, si este espacio educativo se asocia al estudio de carreras con orientación tecnológica, como lo representa el Vicerrectorado Barquisimeto de la Unexpo”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios